Las camas articuladas permiten un total descanso adecuándonos a las distintas partes del cuerpo: cabeza, tronco y extremidades inferiores. Y no solo es eso, sino que, a día de hoy, que el uso de la habitación se extiende a más actividades además del hecho de dormir, como puede ser leer un libro, ver la tv o trabajar con el portátil, la cama articulada te permite almacenar las posturas correctas para cada actividad. Conforme a las necesidades de cada uno, es perfecta para alcanzar la postura de confort que más nos gusta para cada actividad.

Las camas articuladas mejoran la salud y la comodidad. No solo de personas enfermas, sino que también de cualquier persona que sufra problemas de espalda o problemas circulatorios entre otros.

Las camas tradicionales no pueden distribuir de manera uniforme la presión por toda la superficie. Esto provoca una mayor tensión en el corazón que tiene que trabajar más, para llevar el oxígeno que necesita el cuerpo.

Las camas articuladas favorecen la circulación sanguínea, y permiten ajustarse a los problemas específicos de cada persona.Camas articuladas

Beneficios y ventajas de las camas articuladas

Los beneficios sobre dormir en camas articuladas son múltiples. Uno de los principales beneficios de las camas articuladas es que podemos adoptar una postura ergonómica correcta mientras dormimos. Teniendo una postura óptima para dormir que permita mantener la curvatura natural de la columna vertebral durante el sueño, nos evitamos muchos malestares y problemas que nos impiden descansar profundamente. Pero las camas articuladas todavía nos ofrecen más beneficios.

  • La mayoría de las camas articuladas de altas prestaciones, disponen de motores eléctricos y están accionadas por mandos a distancia. Lo que da mucha independencia y autonomía al usuario.
  • Si la cama dispone de somier elevable, se facilita mucho la tarea de hacer la cama.
  • Permiten regular la inclinación del tronco, cabeza y extremidades inferiores aportando un confort máximo.
  • En el caso de dormir en pareja, las camas articuladas se componen por dos somieres independientes. Dentro de la misma estructura. Cada uno de ellos se regula de forma independiente, lo que maximiza el bienestar de cada usuario.
  • En el caso de personas enfermas además de la comodidad que una cama articulada proporciona, ésta también facilita la labor de cuidadores y enfermeros a la hora de asear al enfermo o hacer el cambio de ropa de cama.