Tratamiento Fisioterápico mediante presoterapia

Esta terapia no intrusiva consiste en la aplicación de una presión positiva de aire sobre diferentes partes del cuerpo donde se encuentre la lesión. El resultado es similar al de un masaje pero no es un masaje convencional, ejerce una compresión y un relajamiento alternados que tienen como resultado efectos benéficos sobre el sistema linfático y la circulación sanguínea.

¿Cómo actúa la presión?

La presión otorga a la corriente sanguínea el impulso que necesita para un rápido retorno al corazón aumentando la oxigenación y revitalizando los tejidos. La presión de aire se aplica de forma controlada de acuerdo a las necesidades de las lesiones de cada paciente y a la parte del cuerpo que se va a tratar. Cada sesión de presoterapia dura generalmente de 30 a 45 minutos y el número de sesiones y de su frecuencia dependerá de la evaluación médica de cada paciente y los objetivos que se quieren lograr con la terapia.

¿Qué mejora la presoterapia?

Este tratamiento se aplica generalmente para tratar los problemas de circulación, los edemas en las extremidades, la insuficiencia venosa o la alteración del sistema linfático. Las ondas de presión estimulan el sistema circulatorio, favorecen el drenaje linfático y tienen como resultado una mayor oxigenación y la eliminación de los líquidos, grasas y toxinas que son el origen de los edemas, linfoedemas y transtornos venosos como las varices. Además, se suma un componente de salud y estético ya que también actúa positivamente contra la celulitis. Actúa tanto interior como exteriormente pero sin anestesia, porque es indoloro, ni cirugía obteniéndose buenos resultados.

¿Para quién es útil esta terapia?

Para saber si esta terapia le puede ser útil sólo necesita probarla pues notará sus resultados en las primeras sesiones. Está especialmente indicada para:

Edemas y piernas inflamadas aliviando las piernas pesadas, la inflamación y el malestar.

Incrementar la circulación, tratar y prevenir signos varicosos, arañas vasculares.

También son de gran ayuda para las recuperaciones tras una mastectomía en la recuperación de la circulación linfática en los brazos o tras una liposucción porque contribuyen a adherir nuevamente los tejidos

Además tiene aplicaciones en el ámbito deportivo para la recuperación tras el ejercicio físico intenso en diferentes disciplinas como ciclismo, fútbol, esquí,…al reducir el nivel de lactato en la sangre. Mejorando el rendimiento y reduciendo el tiempo de recuperación.

Sus benéficos efectos le harán sentir mejor, con más agilidad y energía.