Entradas

silla de ruedas deporte
, ,

Silla de ruedas y deportes: adaptación

Es posible que hayamos intentado practicar algún deporte con nuestra silla de ruedas convencional y se nos haya hecho una tarea difícil.

Al igual que cada persona y su lesión es un mundo, existen diferentes tipos de sillas de ruedas para adaptarse a cada individuo, y en este caso también a cada deporte. Será difícil practicar deportes que requieran rapidez y agilidad con una silla de ruedas pesada que no nos permita demostrar todo nuestro potencial en el deporte escogido.

Qué deportes podemos practicar

silla de ruedas deporteAlgunos deportes no precisan ningún tipo de silla especial debido a su sencillez de movimientos, un ejemplo de esto sería la petanca o incluso jugar a los bolos. Son deportes que no nos piden mover todo nuestro cuerpo de un lado a otro de una manera rápida, y por ello podemos practicarlos desde nuestra silla habitual.

Los deportes más comunes son el tenis, el ciclismo (llamadas handbikes), el baloncesto, aunque también se pueden practicar muchos otros como el rugby e incluso la esgrima.

Qué tener en cuenta

Como ya sabemos, existen sillas de ruedas eléctricas, manuales, plegables y no plegables, con diferentes diámetros de rueda, etc.

Al elegir nuestra silla de ruedas debemos también tener en cuenta nuestro peso y altura, lo cual variará el tipo de chasis de nuestra silla. Esto simplemente significa que necesitaremos unos materiales más resistentes cuanto más peso tenga que soportar la silla.

Cuando hablamos de sillas de ruedas manuales, el diámetro de las ruedas es muy importante. A mayor diámetro, menor esfuerzo tendremos que realizar con nuestros brazos para movernos. La goma de la rueda también varía, ya que pueden ser más o menos lisos. Cuantas más hendiduras e irregularidades tengas los neumáticos, más agarre al suelo tendrán, lo cual nos puede ayudar en deportes como el baloncesto donde se realizan muchos giros, sprints y frenadas.

Otro elemento que cambia de unas sillas de ruedas deportivas a otras es el ángulo en el que están montadas las ruedas. Un ángulo abierto de las ruedas nos va a aportar más estabilidad.

También debemos prestarle atención a si la silla es plegable o no. Si hemos decidido comprar una silla de ruedas exclusivamente para realizar algún deporte, es importante contar con que sea plegable para poder guardarla, así como que sea ligera para poder transportarla confortablemente.

Accesorios para practicar deportes en silla de ruedas

Debido a que los deportes implican movimiento, es beneficioso utilizar algunos accesorios que nos ayuden a movernos mejor con nuestra silla de ruedas. El ejemplo más claro son los guantes deportivos, para que sujetar las ruedas para impulsarnos sea una tarea más sencilla.

Si aun así tras toda esta información, aún necesitas saber más sobre sillas de rueda, acude a nuestra web Prim Clínicas Ortopédicas y consulta los especiales sobre ellas.

silla de rueda
,

Diferencias entre silla de rueda eléctrica y manual

Al hablar de silla de rueda para discapacitados todos tenemos en nuestra mente una imagen caduca y poco moderna de ella. Pero, la silla de rueda ha evolucionado en el tiempo como cualquier otro útil adecuándose y facilitando cada vez más la vida a aquellos que están supeditados a su uso diario o habitual. Y es que, al igual que la silla de rueda y su precio varía según qué características, también las condiciones del usuario podrían generar unas necesidades o cualificaciones de está u otras.

Por ello vamos a contaros como diferenciar dos de las más conocidas diferencias entre silla de rueda. La silla de rueda eléctrica y la manual.

 

Silla de rueda manual

 

La silla de rueda por excelencia. Son las sillas tradicionales que imaginamos al pensar en dicho útil. Son de poco peso y por norma general ligeras.

Su transporte no suele ocasionar problemas debido a su composición que suele ser aluminio, son plegables lo que facilita aún más su movilidad y su montaje y desmontaje no implica mayor complicación.

Hay multitud de variedades de la silla tradicional, como puedan ser las ultraligeras, que se fabrican con titanio o fibra de carbono, dirigidas a soportar menos peso y a gente activa ya que necesitan un control del equilibrio debido a su escaso peso. Por supuesto este material, es más caro. Además sus ruedas suelen ser de alto rendimiento.

Dentro de la variedad manual podemos citar también a las sillas deportivas diferentes según la actividad o entrenamiento que se practique o incluso los triciclos de mano, un complemento adaptable a la silla de rueda manual que evoluciona a pasos agigantados.

silla de rueda

 

Silla de rueda eléctricas

 

Esta variedad de silla de rueda motorizada, está en principio enfocada a usuarios con movilidad reducida, a pacientes que tienen dificultad para coordinar y para hacer un esfuerzo a la hora de ponerse en movimiento con independencia sin la ayuda de la tecnología. Obvio, también está dentro de la elección y la preferencia del usuario.

Otro factor importante entre estas dos sillas de ruedas, es el precio. Evidentemente, éste modelo es más caro que el manual, y es una de las principales diferencia entre ambas.

Otra característica que podemos observar a simple vista es el peso. La silla eléctrica es más pesada que la manual y su transporte también es algo más complicado, pero no imposible. Aunque el mercado ofrece ya sillas ultraligeras eléctricas con baterías de litio que reducen el peso a una tercera parte de la estándar, tienen como inconveniente que son más débiles. También tenemos modelos plegables disponibles.

Su manejo es muy sencillo, con sólo dos dedos la tendrás controlada.

La silla eléctrica además, en alguna de sus variedades trepa pequeños bordillos.

Con todas estas explicaciones, la conclusión principal es que la elección de una silla eléctrica además de personal va ligada a las necesidades, al gusto y a las lesiones del usuario. A partir de ahí todo lo demás será sumar utilidad y comodidad. Por ello, lo más recomendable siempre, será dejarse aconsejar por profesionales.

 

 

Sillas de ruedas eléctricas
,

Alquiler de sillas de ruedas, ¿Cuándo es la mejor opción?

Cualquier persona, en algún momento de su vida, puede necesitar una silla de ruedas al verse privado por su movilidad reducida durante un determinado período de tiempo. Si tienes algún tiempo limitado alguna lesión o una convalecencia temporal, lo ideal será el alquiler de sillas de ruedas. Además, podremos elegir entre una gran variedad de modelos se sillas de ruedas, lo que nos permitirá decidirse por una silla que se adapte mejor a nuestras preferencias y gustos.

Aunque no parezca la oferta de alquiler de sillas de ruedas es mucho más amplia de lo que nos imaginamos. Las podemos encontrar fabricadas en distintos materiales como es el acero o el aluminio. También podemos elegir entre una rueda autopropulsable, que permita al usuario de un lugar a otra sin ayuda de nadie, o si la rueda de la silla es pequeña, es este caso hará falta la presencia de una persona para empujar la silla y realizar el traslado.

Sillas de ruedas eléctricas

Por otra parte, también hay que tener en cuenta no menos importante es la talla de la silla. Existen diferentes tamaños de asiento para que el usuario esté más a gusto y no se vea afectada. Para elegir adecuadamente la talla habrá que medir el ancho del usuario sentada en cualquier sitio plano. Los reposapiés también pueden adaptarse, algo muy útil cuando el usuario necesita tener una o ambas piernas elevadas.

La correcta elección del alquiler de sillas de ruedas

 1.    El tipo de rueda

Este factor es uno de los fundamentales que define la necesidad de comprar una silla de rueda trasera grande o pequeña es el hecho de si la persona se puede autopropulsar o no, es decir, si tienes fuerzas en los brazos para poder desplazarte por si mismo sin la necesidad de la ayuda de otra persona. Si la persona busca su propia autonomía la elección ideal sería una rueda trasera grande, en caso contrario, elegiremos la rueda trasera pequeña.

2.    El material

A la hora del alquiler de sillas de ruedas es muy importante valorar el peso que tendrá, así, podemos especificar de mayor a menor peso en función del material:

Acero: Es el material más robusto, pero por contra el más pesado.

Acero ligero: el peso se reduce manteniendo unas prestaciones de resistencia similares a las tradicionales.

Aluminio: El aluminio es el más ligero de los tres, a la hora de trasladar la silla de un sitio a otro el proceso se realiza de forma cómoda.

3.    Lugar habitual del uso de la silla de ruedas

Si uso es doméstico se recomienda siempre utilizar sillas de rueda con rueda trasera pequeña. Si uso es siempre en el exterior será recomendable la opción de la rueda trasera grande.

 

 

, , , ,

Sillas de ruedas, ¿Cuál se adapta mejor a mis necesidades?

¿Qué son y cómo elegir las sillas de ruedas?

 

Las sillas de ruedas son un dispositivo técnico utilizado por personas con una discapacidad motriz que implica reducción o pérdida de la locomoción.

Las sillas de ruedas permiten desplazarse a personas que tienen una movilidad reducida o problemas de locomoción causados por una lesión o enfermedad física tal como tetraplejía o paraplejía o por una enfermedad psicológica.

 

La correcta elección de una silla de ruedas es vital. Se deben valorar las necesidades de cada usuario. Es importante también tener en cuenta los lugares por donde se va a manejar la silla de ruedas: puertas, ascensores, sitios de paso estrechos o complicados. Por desgracia la mayoría de los sitios no están correctamente adaptados para un usuario de silla de ruedas, por lo que debemos asegurarnos de que las medidas son las adecuadas.Sillas de ruedas

Las sillas de ruedas son productos personalizables y deben configurarse de acuerdo a las medidas y necesidades del usuario.

Las sillas de ruedas están pensadas para usuarios geriátricos, personas dependientes que necesitarán de la ayuda de un acompañante o personas moderadamente activas. Para las personas muy activas que vayan a dar un uso intensivo a la misma recomendamos una silla de ruedas ultraligera.

Factores importantes en la elección de la silla de ruedas 

 

  • Ancho de caderas: es la medida más importante y la que condicionará el ancho de asiento.

 

  • Peso y altura del usuariosubordinarán la altura del asiento, el respaldo y la medida del reposapiés. Suelen ser válidas para la mayoría de las personas. Pero si el usuario es una persona de muy poca estatura o muy alta habrá que buscar un modelo en el que las medidas de asiento y respaldo sean personalizables.

 

  • Medidas de las puertas, ascensores o lugares de paso complicados por los que tengamos que pasar habitualmente. Aunque la silla de ruedas debe adaptarse siempre al usuario, es importante elegir un modelo de silla que podamos manejar con comodidad cada vez que queramos dar un paseo o simplemente a la hora de ir de compras.

 

  • Chasis de acero o aluminiolos chasis de acero son más económicos y más robustos, pero también más pesados y difíciles de maniobrar. Los chasis de aluminio son más ligeros y fáciles de transportar.

 

  • Accesorios: recomendamos añadir un cojín antiescaras a todas las sillas de ruedas para evitar la aparición de escaras.
silla de ruedas roja
,

Cinco aspectos clave para comprar una silla de ruedas

Antes de hacer la compra de una silla de ruedas, es importante plantearnos una serie de preguntas para comprar una silla de ruedas que más se adapte a vuestras necesidades y posibilidades. A continuación, os citaremos 5 aspectos claves para comprar una silla de ruedas.

Cinco factores claves para elegir una silla de ruedas

  1. La estructura de una silla de ruedas puede ser plegable o fija. La energía que aplica el usuario para poder moverse es el doble de fuerte en silla de ruedas fija que en una plegable. Esto se debe a que una silla plegable, parte de la energía de propulsión se pierde en el movimiento de su estructura por los puntos de articulación. Otra ventaja es el armazón rígido ya que resulta fácil de manejar y es algo más ligero que uno similar plegable. Sin embargo, la silla plegable es en general más cómoda de transportar y guardar al ocupar menos espacio plegada.
  2. El tamaño de la rueda trasera también influye en que, si la persona se puede autopropulsor, si tiene fuerza en los brazos para poder desplazarse por el mismo sin necesidad la ayuda de algún acompañante. Si la rueda trasera es grande será recomendada para aquellas que sí tienen autonomía de movimiento. En caso contrario, si la rueda trasera es pequeña, será recomendada para aquellas personas que no tienen autonomía de movimiento.
  3. Es fundamental que el usuario esté correctamente sentado en la silla. Si el usuario se desliza en el asiento, los aros quedarán demasiados altos y le resultaran muy difícil iniciar la propulsión desde atrás, por lo que tendrá que iniciarla adelantado en el recorrido. De esta manera la propulsión será más corta y menos eficiente. Es importantísimo la postura y la comodidad, sobre todo en usuarios que estarán permanentemente sentados en la silla de ruedas. Será imprescindible adaptar la silla a las necesidades individuales de cada usuario para conseguir los correctos funcionamientos.
  4. A la hora de comprar una silla de ruedas, hay que tener en cuenta si comprarla manual o eléctrica.

silla de ruedas

Diferencias entre la sillas autopropulsadas y no autopropulsadas

La manual, se puede usar en interiores y exteriores. Su principal ventaja reside en la variedad de accesorios existentes, ofreciendo la posibilidad de amoldar la silla a cada necesidad. Pueden ser de dos tipos:

  • Autopropulsadas: Estas sillas incorporan aros para que puedan ser propulsadas por el propio usuario en situación de dependencia, o bien pueden ser impulsadas por el cuidador o acompañante. Será más práctica y manejable una silla sin aros.
  • No autopropulsadas: Sólo pueden ser propulsadas por el cuidador o acompañante. Las hay plegables y fijas.

5.La eléctrica, esta silla es impulsada por una fuente de energía eléctrica. Pueden ser de interior y de exterior. Son ideales para personas con imposibilidad para caminar, capaces de manejarlas y que quieran aumentar su autonomía para los desplazamientos.