Entradas

fractura de pie

Fractura de pie

Cuando hablamos de una fractura de pie nos podemos estar refiriendo a la planta del pie o bien a los propios dedos del pie. Este tipo de afecciones suelen ocurrir por tropiezos o caídas, aunque también son muy comunes tras accidentes de carretera. Esto último ocurre especialmente a los motoristas, que son los usuarios de la carretera más delicados, y cuyos pies van más desprotegidos y cerca del suelo.

Los síntomas son similares a los de cualquier fractura: hinchazón, dolor, aparición de hematomas, dificultad para realizar acciones con la zona afectada (en este caso esto se traduciría en imposibilidad de apoyar el pie en el suelo y de andar), etc. Pueden ser tan sólo tirones de tendón u otras afecciones que pueden parecer una fractura de pie, por ello y para asegurar el diagnóstico final los médicos suelen recurrir a técnicas como las radiografías o las tomografías.

Su tratamiento será más o menos sencillo según el diagnóstico. Para los casos menos graves, se inmoviliza la zona, siempre que los fragmentos de la rotura estén alineados y puedan recuperarse por ellos mismos. El siguiente enfoque que podría ocurrir es el de la «reducción´´, que consiste en la alineación de los fragmentos sin recurrir a la intervención quirúrgica. Esto se hace a mano por un profesional médico, que puede administrarnos relajantes musculares y analgésicos para hacerlo más fácilmente. Sólo en los casos más graves sería necesaria la intervención quirúrgica.

En Prim Clínicas Ortopédicas hacemos férulas de inmovilización 3D personalizadas, para ayudarte en la recuperación de tu fractura de pie. Estas se hacen a medida según el caso individual. Consúltanos o visita cualquiera de nuestras clínicas físicas, y te ayudaremos a tratar cualquier problema como fracturas, distensiones, etc.

fractura de tobillo
,

Fractura de Tobillo

Una fractura de tobillo es una afección muy común. Puede darse por una simple torcedura de tobillo que termina siendo más grave de lo que parece en un primer momento. Esto es porque el ligamento se rompe, tirando a veces de la zona del hueso a la que está unida y rompiéndola.

Normalmente notamos una fractura de tobillo porque la zona se hincha y comienza a doler, dificultando el apoyo sobre esta zona del cuerpo e interrumpiendo la capacidad de caminar. Para comprobar la gravedad de la lesión y según los síntomas que presente cada persona, se suele acudir a los rayos X ya que palpar la zona con los dedos de la mano suele ser bastante doloroso.

Como tratamiento para este tipo de fracturas suele ser la utilización de una férula de inmovilización. En casos donde la fractura sea más grave se puede llegar a necesitar una intervención quirúrgica.

En Prim Clínicas Ortopédicas te podemos aconsejar acerca de la mejor férula de inmovilización para tu fractura de tobillo. Acude a cualquiera de nuestras clínicas físicas y te aconsejaremos para que recuperes tu movilidad normal cuanto antes con los mejores productos.

ortesis de rodilla
, , ,

¿Qué es una ortesis de rodilla?

Como ya os hemos comentado en otros posts, una ortesis es un dispositivo que se utiliza externamente al cuerpo, ayudando a este en su aspecto funcional y estructural. Por lo tanto, cuando hablamos de una ortesis de rodilla, hablamos de una ortesis que utilizamos en el miembro inferior, con la intención de ayudar a la persona a caminar, facilitando su vida diaria.

Cuándo usar una ortesis de rodilla

Algunas de las afecciones principales que nos llevan a la necesidad de utilizar estos dispositivos son las siguientes:

  • Lesiones de ligamento.
  • Esguinces de rodilla.
  • Desgarros: cuando un tendón o músculo se estira demasiado y se desgarra.
  • Tras operaciones de rodilla, para comenzar con el proceso de rehabilitación y conseguir recuperar la movilidad normal de nuestra articulación poco a poco.

Características y materiales de las ortesis de rodilla

Los materiales de los que suelen ser fabricadas son plásticos, y metales resistentes a la vez que ligeros como el aluminio. Normalmente los materiales que se utilizan para mantener la pieza en la posición correcta son textiles, como el velcro, aunque también pueden utilizarse otro tipo de sujeciones.

Una característica que nos puede resultar muy beneficiosa es el bloqueo de nuestra ortesis. Esto consiste en bloquear la flexión de la rodilla, lo cual nos puede ayudar a caminar si nuestra articulación se encuentra débil.

Alternativas a la ortesis de rodilla

Una versión más sencilla de la ortesis de rodilla que os acabamos de explicar, son las ortesis textiles. Estas suelen estar fabricadas de materiales como el neopreno, que son resistentes y aportan un poco de elasticidad, y se cierran también mediante cierres de velcro o similares. Pueden estar reforzados con barras de metal en los extremos, para aportarle más firmeza a la articulación.

Merece la pena mencionar la existencia de las ortesis bitutores. Estas se utilizan en personas que tienen problemas de movilidad más severos. Podemos diferenciar entre las ortesis bitutores largas y cortas, siendo las largas las que ocupan casi la totalidad de la pierna, y las cortas las que sólo cubren la zona de la rodilla.

Encuentra nuestra selección de ortesis textiles para miembro inferior en nuestra página web.

En Prim Clínicas Ortopédicas puedes encontrar las mejores ortesis de miembro inferior, que hacemos a medida según tus necesidades. Navega en nuestra página web o acude a cualquiera de nuestras clínicas físicas y te ayudaremos a escoger la que mejor se adapte a tus necesidades.

Bazar Ortopedia

Bazar Ortopedia