Entradas

ayuda con aparatos ortopédicos

Cuando hablamos de aparatos ortopédicos, podemos estar hablando de muchos productos: desde tobilleras, hasta ortesis de hombro y férulas de todo tipo. Estos elementos pueden ser recomendados por un profesional, o adquiridos por decisión propia. Este último caso es lo que ocurre en el caso de rodilleras o muñequeras, que podemos adquirir fácilmente en una farmacia cuando nos hacemos daño en dichas articulaciones.

Los aparatos ortopédicos más comunes

Como acabamos de comentar, los artículos de ortopedia de mayor consumo son los más sencillos: rodilleras, tobilleras, etc. Si tuviéramos que hacerlo, podríamos dividir los artículos ortopédicos en diferentes niveles según se apliquen para problemas más comunes, problemas derivados o tratamientos (como fajas necesarias después de intervenciones quirúrgicas) o problemas congénitos (como sería el caso de los corsés ortopédicos o incluso las prótesis).

Dentro de estos problemas congénitos tenemos afecciones tan comunes como la escoliosis, que consiste en una deformación de la columna. Para tratarla, se utilizan corsés u ortesis de tronco. Algunos ejemplos de estos corsés personalizados, de los cuales disponemos en Prim Clínicas Ortopédicas, son los el corsé de Boston, el corsé de swan o el corsé de cheneau.

Los corsés u ortesis de tronco se fabrican personalizados; entre otros tipos de aparatos ortopédicos¸según los problemas concretos de cada persona. En Prim utilizamos el sistema CAD-CAM para tomar las medidas y hacer el diseño informatizado de lo que será el producto final.

Aprende a utilizar todos los artículos ortopédicos

Como es normal, cuando tu profesional médico te prescribe cualquier tipo de artículo de ortopedia, podemos sentirnos un poco perdidos utilizándolo. La mejor opción en este caso, es preguntar al propio médico o a nuestro profesional de la tienda de artículos de ortopedia. Ellos nos enseñarán la mejor manera de utilizarlo, y nos den las indicaciones para hacerlo correctamente.

En Prim Clínicas Ortopédicas estás de suerte, porque nuestros profesionales son técnicos formados que te darán las claves para hacer un buen uso de tus aparatos ortopédicos. Esto es especialmente importante en el caso de corsés o artículos de ortopedia para tratar problemas congénitos, ya que su buen uso hará que se consigan los resultados esperados en el menor tiempo posible.

Entra en nuestra página web o visita cualquiera de nuestras clínicas físicas, donde podrás encontrar todo tipo de productos de ortopedia a medida. Nuestros profesionales te asesorarán para que sepas hacer un buen uso de tus productos, ¡ven a visitarnos!

alquiler camas articuladas

Una cama articulada es una cama que se mueve mediante un motor eléctrico bajo nuestra demanda. Suelen controlarse con un mando conectado mediante un cable al motor de la cama, y que se coloca en un lateral de la cama para que sea de fácil acceso. Es posible que estemos comparando entre los distintos tipos de camas articuladas y sus características, pero, ¿habías pensado que existe la posibilidad de alquiler camas articuladas?

Cuándo es beneficioso el alquiler camas articuladas

La opción de alquiler camas articuladas es especialmente beneficiosa cuando estamos probando una, para comprobar si se nos hace una experiencia práctica; o cuando sólo necesitaremos utilizar una durante un tiempo determinado.

Por ejemplo, si estamos cuidando a una persona mayor durante un periodo indeterminado de meses.

O si uno de los nuestros ha sufrido un accidente o una operación que le obliga a estar unos meses en cama mientras se recupera.

Tipos de camas articuladas de alquiler

En términos generales, existen las de matrimonio y las individuales.

En el caso de las de matrimonio, son en realidad dos camas individuales unidas con un mismo marco, es decir, son dos camas individuales colocadas juntas que funcionan independientemente, cada una con su propio mando y su propio motor.

Por ello, podemos conseguir una cama articulada de matrimonio simplemente uniendo dos individuales.

Alquiler camas articuladas en Prim

Desde Prim Clínicas Ortopédicas, ofrecemos la opción de alquiler camas articuladas, que además es elevable en altura entre los 24 y los 78 cm.

La parte superior, donde colocamos la cabeza, se puede regular entre 0 y 72º de inclinación.

Además, incluye barandillas para que nuestros seres queridos estén aún más protegidos de posibles accidentes.

Ofrecemos la posibilidad de entregarte la cama y montártela en tu propio hogar, de manera que esto no te suponga otra preocupación. ¡Nosotros nos encargamos de todo!

Puedes ver más detalladamente las características de nuestros alquileres de sillas de ruedas, andadores y camas articuladas en nuestra página web.

Para cualquier duda, ponte en contacto con nosotros o ven a visitarnos a cualquiera de nuestras seis clínicas físicas.

cama ortopédica

Las camas ortopédicas tienen las características particulares que permiten ajustar la posición y altura de esta. Para proporcionar un mejor descanso y adaptabilidad a la ergonomía o condición del usuario. Por esta razón se utilizan sobre todo por personas con movilidad reducida o en centros hospitalarios.

Estas camas no se limitan a ese uso. Y es que en la actualidad hay modelos muy versátiles ideados para proveer descanso a personas y también a animales. En conclusión, las camas ortopédicas ofrecen una superficie adecuada a la ergonomía del usuario que es resistente, pero a la vez flexible en cuanto al ángulo y altura.cama ortopédica

Cómo elegir camas ortopédicas

Cuando necesitamos comprar camas ortopédicas es importante prestar atención en algunos aspectos básicos de su funcionamiento. Que nos permitirán orientarnos por los modelos más adecuados.

Para muchas personas que no tienen problemas de salud, pero que están buscando una superficie ajustable y cómoda, es recomendable optar por camas ortopédicas manuales. Tanto porque son fáciles de usar como porque el precio de estas camas es más económico que las camas ortopédicas con motor.

Si estás pensando en recurrir a la compra o alquiler de camas ortopédicas porque la persona que la va a utilizar padece de movilidad reducida, nuestra recomendación es que se escoja una con motor, rueda e incluso buscar entre los modelos de camas ortopédicas con carro elevador disponibles en el mercado.

Tipos de camas ortopédicas

Cama rígida. Puede ser móvil o inmóvil. Al no permitir la movilidad de la cama por segmentos, tampoco permite colocar a los pacientes en determinadas posiciones.

Cama traumatológica o de Judet. Es la cama indicada para pacientes con fracturas, luxaciones, parálisis, etc. Posee un armazón metálico que se acopla a la cama con el fin de sujetar las poleas y el equipo de tracción.

Cama electrocircular o de Stryker. Está formada por dos armazones metálicos circulares, unidos entre sí por un plano rígido que gira sobre los anteriores. Esta cama adopta cualquier posición ya sea horizontal, vertical, inclinada en todos los ángulos y boca abajo, ya que permite giros de 180º. Viene con un interruptor que permite un movimiento lento en sentido circular y puede ser manejado por el propio paciente. Es la ideal para pacientes con lesiones o fracturas de columna vertebral, con lesiones medulares, politraumatizados y grandes quemados.