En el baño es especialmente importante garantizar la seguridad. En un lugar como este. Es normal que se nos caiga agua al suelo, este resbala y es fácil tener un accidente. Por ello y mucho más, si tenemos a nuestro cargo personas con problemas de movilidad o movilidad reducida, debe ser misión principal hacer del baño un espacio seguro. Las alzas de inodoro en estos casos nos ayudan a que las personas no necesiten bajar tanto para acceder al inodoro. Esto nos quita además otro problema, ya que no tendrán tantas dificultades para incorporarse de nuevo.

Existen alzas de inodoro de una gran variedad de tipos: más o menos anchas, con diferentes materiales en su superficie más o menos mullidos, etc. Nosotros recomendamos en muchos casos las alzas de inodoro blandas, ya que proporcionan más comodidad, pero lo mejor es que le preguntes a nuestros expertos en cualquiera de nuestras clínicas físicas y te ayudarán a elegir la que mejor se adapte al usuario que va a utilizarla. Estas se fijan al inodoro mediante diferentes mecanismos para garantizar la seguridad de su uso, y que no se van a mover cuando nos sentemos en ella o nos levantemos.

Productos

Fácil de limpiar. Ayuda a personas con problemas de escaras a permanecer sentadas en el inodoro. Confortable y suave, puesto que está hecho de foam y recubierto de un material impermeable.

Referencia Altura
T2015 5 cm
T2014 10 cm