Los abrochabotones son uno de los más sencillos pero útiles dispositivos para la vida diaria. Si cada vez se nos está haciendo a nosotros o a nuestros seres queridos más difícil la tarea de vestirnos, adquirir un abrochabotones va a ser muy beneficioso.

El dispositivo tiene un funcionamiento muy sencillo, similar al acto de enhebrar una aguja. Pasamos la parte de hilo metálico a través del ojal, desde fuera hacia dentro. Una vez está insertado, pasamos el botón por el hilo metálico y llevamos nuestro abrochabotones hacia afuera, como si fuéramos a sacarlo.

Existen abrochabotones con los mangos de mayor o menor envergadura, consiguiendo adaptarse a todas las necesidades.

Encuéntralos todos en nuestra web Prim Clínicas y en cualquiera de nuestras seis clínicas.

Productos

Ideal para personas que carecen de la coordinación motora fina o solo pueden hacer uso de una mano. Tiene un gancho y un mango grande para un mejor agarre. Longitud: 21.5 cm. Ancho del agarrador: 3.8 cm. Peso de 110 g.