ropa interior mastectomía

Vamos a recordar qué es una mastectomía, y qué ropa interior podremos usar según nuestras necesidades.

La mastectomía es una intervención que consiste en la extirpación total o parcial de la mama. Suele realizarse tras la aparición de enfermedades como el cáncer de mama, aunque también se realiza el procedimiento en personas predispuestas genéticamente a padecer esta enfermedad, como medio de prevención.

Tipos de mastectomía

Hay varios tipos de mastectomía, desde las menos invasivas como la subcutánea (que conserva la piel externa), pasando por la simple en la que se extirpa la mama completa; hasta algunas más complejas como las radicales (que incluye la extirpación de los ganglios linfáticos). De la misma manera, según cada caso concreto se puede preservar más o menos piel, esto significa también el preservar o no el pezón.

Si quieres seguir leyendo sobre este tema tenemos posts relacionados en nuestro blog.

Opciones tras la operación

Una vez realizada la mastectomía tenemos varias opciones. Podemos utilizar una prótesis mamaria externa que se coloca en la posición adecuada mediante un sujetador adaptado para estos casos.

También existe la posibilidad de realizar la operación de reconstrucción de la mama, que bien se puede llevar a cabo en la misma operación de extirpación o posteriormente. La restauración del volumen se realiza mediante la inserción de un implante que puede ser de materiales de silicona o de solución salina.

La importancia de la ropa interior tras la intervención

La elección de la talla y copa de un sujetador para mastectomía es similar al que utilizamos cuando vamos a comprar un sujetador común. Aunque, en este caso, hay que tener más en cuenta la forma de la mama y qué tipo de operación se ha realizado.

Es muy importante escoger la ropa interior adecuada que nos haga sentir cómodas, ya que la pérdida de las mamas tiende a producir inseguridades. El catálogo de modelos disponibles ha sido ampliado en los últimos años, permitiendo que cada persona pueda elegir el sujetador que se adapte a su gusto, así como a su estilo de vida.

En el postoperatorio de una mastectomía no se pueden usar sujetadores normales, en su lugar se comercializan sujetadores postoperatorios y de compresión suave que permitan que la zona se recupere. En la primera fase existe la posibilidad de llevar prótesis externas provisionales que están fabricadas con un material muy suave para que ayude a dicha recuperación, ya que si esta recuperación no se completa exitosamente podrían aparecer problemas futuros. Si, al contrario, decidimos utilizar una prótesis no provisional, deberemos esperar entre 6 y 8 semanas para que la herida haya cicatrizado por completo. Para estas prótesis también existen sujetadores especiales de uso diario que tienen más sujeción que los postoperatorios que se usan en la fase anterior.

En Prim Clínicas Ortopédicas podemos aconsejarte presencialmente sobre el mejor sujetador que se adapta a ti. Tenemos una gran variedad de modelos, ¡ven a visitarnos!