En sus orígenes, las camas articuladas fueron ideadas para enfermos, discapacitados y ancianos que por necesidad tenían que pasar largas temporadas postrados debido a su movilidad reducida.

Con este tipo de camas articuladas se conseguía adecuar la postura del individuo según las necesidades exigidas en cada caso.

En sus comienzos estas camas eran manuales, pero debido a la gran aceptación y labor que desempeñan, han ido modernizándose. Hasta llegar a las camas articuladas eléctricas, que hoy en día puedes encontrar y que hacen más fácil no solo el descanso de enfermos, discapacitados y ancianos, si no de cualquier persona que quiera disfrutar de un placentero y reparador descanso. O simplemente quiera recostarse para ver una película.

Esto ha provocado un aumento en los resultados de venta de este producto.

BENEFICIOS QUE NOS OFRECEN LAS CAMAS ARTICULADAS

En general, las camas articuladas ofrecen una serie de ventajas que ayudan a facilitar el descanso:

  • Favorecen la ergonomía del cuerpo. Lo que nos repercute en una mejora de la presión arterial al situar nuestro cuerpo en distintos ángulos. Esto nos lleva a un sueño más profundo y reparador por la ausencia de momentos de despertar durante el descanso.
  • Evitan problemas de articulaciones. En brazos, piernas y cuello gracias a la posición natural que se consigue con este tipo de camas.
  • Previenen problemas y lesiones de espalda al permitir que ésta descanse en su total apoyo y posición adecuada.

PORQUÉ DECANTARSE POR UNA CAMA ELÉCTRICA

Respecto a que la cama articulada sea eléctrica, tiene la ventaja de la incorporación de un motor que facilita el acoplamiento entre sus tramos permitiendo que la cama se adecue más fácilmente a las necesidades de cada sujeto.

Dicha incorporación juega un gran papel a la hora de optar por camas articuladas eléctricas en enfermos de larga duración, personas con movilidad reducida o ancianos, y es la de poder colocarlos sin necesidad de grandes esfuerzos en la postura que impida la aparición de escaras o úlceras. Así como enfermedades de las vías respiratorias provocadas por las largas temporadas encamados.

En definitiva, son muchas las razones por la que hay una ventaja en comprar una cama articulada, entre ellas económicas.

Ya que en un principio el coste de estos modelos era muy elevado. Pero con el tiempo los precios han ido haciéndose más asequibles al bolsillo de cualquier usuario, que hacen decantarse cada vez más por la compra y uso de este tipo de camas.

Puedes contactar con nosotros para más información sin ningún compromiso.