Espasticidad

La espasticidad, también conocida como tensión inusual o aumento del tono muscular, consiste en un transtorno motor del sistema nervioso que provoca que algunos músculos se mantengan permanentemente contraídos.

Esta afección puede ocurrir por daños en la parte del cerebro que se encarga de controlar los movimientos del cuerpo, o por daños en los nervios que van desde el cerebro a la médula espinal.

Podemos apreciar que una persona padece esta afección porque sus manos, pies y otras partes del cuerpo presentan una postura anormal, están doblados en un ángulo un tanto extraño y tienen dolores y deformidades en estas zonas afectadas. Tienen espasmos y algunos reflejos como el rotuliano son más exagerados.