ejercicios de movilidad articular

En muchas ocasiones hemos hablado de la importancia de la movilidad articular. Como bien se dice, ejercitando nuestro cuerpo conseguimos mantenernos siempre en forma y evitar los dolores que suelen aparecer con la edad. Por ello, los profesionales recomiendan hacer ejercicios de movilidad articular que nos mantengan activos, sobre todo según avanza la edad.

¿Por qué debemos hacer ejercicios de movilidad articular?

Esta es la primera pregunta que nos estaremos haciendo. Si somos deportistas, sabremos que no es suficiente con ejercitar nuestros músculos. Nuestro cuerpo es un sistema completo, en el que los músculos no son nada sin los tendones que los sujetan, por ejemplo. De la misma manera debemos cuidar nuestros ligamentos y articulaciones, porque todos son responsables en conjunto de que gocemos de libertad de movimiento.

Los ejercicios de movilidad articular más sencillos

Si no estás acostumbrado a hacer ejercicio, seguro que el comienzo te va a costar. Por eso, te proponemos dos ejercicios muy sencillos de realizar, con los que no te costará nada ponerte.

Podemos dividir estos ejercicios entre los de hombros, cadera, rodillas, etc. La idea a la hora de llevar a cabo un entrenamiento es ejercitar todas estas zonas de una manera equilibrada.

Estiramiento de mariposa

Este ejercicio de movilidad articular es uno de los más sencillos, consiste en sentarnos en el suelo y unir las dos plantas de los pies y bajar las rodillas hacia los lados. La idea es que ambas rodillas toquen el suelo. Es un ejercicio muy beneficioso tanto para la movilidad articular como para entrenar la elasticidad.

Agarre activo y pasivo

Este ejercicio sirve para ejercitar la movilidad de los omóplatos. Para hacerla, hay que colgarse de una barra horizontal, y hacer fuerza y dejar de hacerla, a la vez que movemos los omóplatos hacia delante y hacia detrás.

movilidad articular

Zanca o lunge

Para este movimiento debemos separar las piernas, colocando una hacia delante y otra hacia detrás. La que está detrás se estira completamente y se poya en el suelo de puntillas, y la que está delante se flexiona 90º la rodilla y se apoya completamente la planta del pie. A continuación deberemos apoyarnos en el suelo con la mano contraria a la pierna que está flexionada, mientras que estiraremos el brazo contrario hasta arriba mientras lo seguimos con la mirada.

Más formas de ejercitar la movilidad articular

En nuestro blog podrás encontrar otros posts donde nos adentramos más acerca de los beneficios de la movilidad articular y explicamos otros ejercicios que puedes realizar al respecto.

Si tienes dudas o dolores, puedes acercarte a cualquiera de nuestras clínicas físicas donde te aconsejaremos sobre los productos que mejor se adaptan a tu caso particular. También estamos disponibles para ti en nuestro Consultorio de Dudas, donde puedes plantearle tus preguntas directamente a nuestros expertos.