Corsés PRIM Clínicas Ortopédicas

PRIM Clínicas Ortopédicas dispone de tecnología avanzada para el diseño tridimensional y la fabricación informatizada de diversos tipos de corsés para la recuperación postquirúrgica y la corrección de la escoliosis y otras desviaciones de la columna vertebral en la infancia y la adolescencia, así como en la edad adulta, en el tratamiento de la escoliosis del adulto. 

La tecnología CAD/CAM (diseño asistido por ordenador / fabricación asistida por ordenador, por sus siglas en inglés) permite desarrollar corsés de corrección de la curvatura de la columna a medida, totalmente adaptados a la morfología y las necesidades terapéuticas del paciente. 

Con el sistema CAD/CAM, la toma de medidas se realiza mediante un escáner 3D profesional, capaz de captar matices por debajo de 0,1 mm para la máxima precisión, y no es invasiva, ya que no es necesario hacer moldes de escayola. Una vez obtenida la imagen tridimensional del paciente, técnicos ortoprotésicos expertos proceden al diseño informático del corsé, siempre siguiendo las pautas de prescripción que indica el médico rehabilitador. 

A continuación, se envía el archivo digital directamente a una fresadora de control numérico para la fabricación del positivo en poliuretano, que sirve como molde para termomoldear el plástico que dará estructura al corsé. 

Dado que entendemos que la cuestión estética es cada vez más apreciada y valorada por nuestros pacientes, existen diferentes papeles transfer que se utilizan para colorear los corsés con distintos patrones de dibujos que hacen el corsé mucho más atractivo y que permiten una gran personalización, casi “a gusto del consumidor”.

Corsés de corrección para distintas necesidades terapéuticas

La eficacia del uso de corsés de corrección de la escoliosis y otras desviaciones de columna en la infancia y la adolescencia está ampliamente estudiada. Estas ortesis tienen forma de chaleco y se fabrican en materiales plásticos. Se colocan alrededor del torso, desde debajo de las axilas hasta las caderas, y su función es sujetar, estabilizar, alinear y corregir las desviaciones de la columna vertebral. 

En la infancia y la adolescencia, se prescriben para impedir que la curvatura empeore durante el crecimiento y para evitar que sea necesario recurrir a procedimientos quirúrgicos invasivos. Está clínicamente demostrado, mediante diversos estudios científicos, que el tratamiento conservador de la escoliosis mediante corsés correctores tiene una eficacia probada en evitar la progresión de la curva, lográndose en muchos casos reducir los grados Cobb (medición objetiva del grado de inclinación de la curva escoliótica), enderezando y corrigiendo esa desviación.

La elección del corsé más adecuado se realiza cruzando dos factores. Por un lado, la efectividad del tipo de corsé implicado en el tratamiento de cada tipo de curva. Y, por otro lado, el cumplimiento o tolerancia del tratamiento mediante el corsé prevista por el paciente. El factor de cumplimiento es vital para lograr el éxito del tratamiento. Podemos diseñar el mejor corsé del mundo pero si nuestros pacientes no cumplen con las horas de uso prescritas por el médico especialista el tratamiento no será efectivo. En relación a este cumplimiento es de vital importancia la implicación, no sólo del propio paciente sino también de la familia y de su entorno para conseguir su involucración definitiva.

Gracias a la tecnología CAD/CAM, PRIM Clínicas Ortopédicas ofrece un proceso de diseño y fabricación ágil, no invasivo y de gran eficacia, de los siguientes tipos de corsés:

Corsé de Boston

Corsé de Boston

Corsé de Boston

Es una de las soluciones más utilizadas en el tratamiento ortésico de la escoliosis idiopática infantil. Se confecciona a partir de módulos de plástico prefabricados, provistos de almohadillas y ventanas de expansión, que se ajustan a las necesidades de cada paciente. 

Por medio de las almohadillas se aplica presión sobre una zona, situando una ventana de expansión en el lado opuesto, lo que obliga a la columna a desplazarse gracias a un esfuerzo muscular activo, generado en función de la respiración del paciente.

Este corsé, ha sido distribuido en exclusiva por PRIM desde hace más de 35 años y ha sido PRIM la empresa responsable de la formación de los técnicos ortoprotésicos en el diseño, fabricación y adaptación de este tipo de corsé. Nuestros técnicos ortoprotésicos, amplios conocedores de esta ortesis, han sido los profesores y maestros durante todo este tiempo de otros técnicos del país y de profesionales sanitarios.

Corsé de Swan

Corsé de Swan

Corsé de Swan

Está indicado fundamentalmente para el tratamiento de la cifo-lordosis infantil y juvenil. Está constituido por dos valvas (anterior y posterior), se fabrica habitualmente en termoplástico (polietileno de alta densidad) y suele acompañarse de un apoyo paralelo al esternón regulable, que se va ajustando a medida que la corrección de la curva progresa. 

Los resultados obtenidos son muy positivos siempre que el tratamiento se realice en el momento adecuado, antes de la maduración ósea (valorando el grado de osificación de la cresta iliaca mediante radiografía), y que el corsé se utilice durante las horas pautadas por el médico especialista.

Corsés KYPHOLOGIC

Corsés KYPHOLOGIC

Corsé de Kyphologic

También indicado para el tratamiento de la cifo-lordosis infantil y juvenil. Se fabrica en una sola pieza con apertura delantera para liberar las crestas iliacas y dispone de una parte posterior de forma lanceolada. 

Habitualmente, se fabrica en polietileno de alta densidad y consta de dos apoyos subclaviculares que consiguen la retropulsión de los hombros. Su resultado también depende del momento del inicio del tratamiento y el cumplimiento terapéutico. Está menos indicado en el caso de que el paciente presente una curva muy estructurada o sea un adolescente de gran tamaño con un peso y fuerza relevantes.

Corsé de Cheneau

Corsé de Cheneau

Corsé de Cheneau

Está indicado para la corrección de la escoliosis idiopática infantil. Su abordaje tridimensional hace que el tratamiento sea más funcional y dinámico, con más margen de reducción de la curvatura de la espalda y una postura más armónica y fisiológica. El diseño del corsé persigue que quede lo más ajustado posible al cuerpo, por lo que es especialmente discreto y a penas se nota cuando el paciente lo lleva bajo una camiseta de algodón.

Su diseño y adaptación son muy complejos y extremadamente personalizados. Esto se debe a la cantidad de puntos de presión y expansión que han de ser considerados en el diseño, en función de diferentes factores de la curva escoliótica: número de curvas, desviación lateral respecto a la C7, estructuración de la curva, etc. Por ello, PRIM Clínicas Ortopédicas recomienda una cita informativa previa para conocer mejor sus características y ventajas. Nuestros técnicos especialistas en el tratamiento de la escoliosis, valorarán, conjuntamente con las indicaciones del médico prescriptor, cual de los cinco diseños específicos de corsé se adapta mejor a los requerimientos de la curva en cuestión.

Corsé Post-Operatorio Lumbosacro

Corsé Post-Operatorio Lumbosacro

Corsé postquirúrgico

También conocido como corsé lumbostato, está indicado para el tratamiento de fracturas por osteoporosis, apófisis espinosas de las vértebras o con aplastamiento vertebral, espondilolistesis, hiperlordosis, alteraciones discales, dolores posturales, inmovilización postquirúrgica, compromiso de las raíces nerviosas y distrofia muscular, entre otras patologías que precisan cierto grado de inmovilización de la zona lumbosacra.

Se fabrica de una sola pieza en material termoplástico, con apertura anterior y cierre con solapa para evitar posibles pellizcos. Puede ser prefabricado, partiendo de módulos termoplásticos estándar que, en el caso de PRIM Clínicas Ortopédicas, son originales de Boston Overlap Brace. En pacientes concretos, es necesaria una fabricación a medida.