corsé boston

El corsé Boston es uno de los más famosos, ya que se utiliza mucho en casos de escoliosis idiopática en niños. Su uso se centra sobre todo en adolescentes, personas entre 13 y 17 años. Sólo se usa en casos de desviaciones de la columna en la zona lumbar, que tienen que estar bajo la vértebra T6.

El corsé Boston adquiere su nombre del Hospital Infantil de Boston, donde fue diseñado desde un principio. Ha sido muy estudiado para conseguir el mejor producto final, y es por ello que hoy en día es uno de los más utilizados.

¿Cómo es un corsé Boston?

Un corsé Boston está fabricado de una o varias piezas de plástico rígido, con aperturas (también conocidas como ventanas de expansión). Suelen aplicarse técnicas de diferentes fuerzas enderezadoras compensadoras, para conseguir una realineación de la columna o para evitar que esta curvatura se agrave más.

Pese a que se trate de un aparato rígido, por dentro está recubierto de almohadillas que hacen más fácil llevarlo durante todo el día.

Guía para utilizar un corsé Boston

El tiempo que deberá mantenerse el corsé Boston durante el día depende del paciente, del grado de la curvatura y de su edad. El tiempo de puesta será siempre prescrito por el médico, y este suele rondar entre las 12 y las 23 horas diarias. Estos tiempos pueden ir variando según se va avanzando en el tratamiento. Pero no basta con llevar puesto el corsé, sino que suele ir de la mano con ejercicios fisio-terapéuticos que prescriba el especialista. Esta persona nos enseñará cómo hacer estos ejercicios de una manera correcta para conseguir los mejores resultados.

Un corsé para tratar la escoliosis en niños debe aportar la mayor libertad posible, para que el niño pueda desarrollarse socialmente con normalidad. Por ello, se recomienda practicar deportes que desarrollen la musculatura en la parte frontal del cuerpo, así como ejercicios y deportes que mejoren la elasticidad. Realizar estos deportes ayudará a la recuperación del niño, ya que fortaleceremos estas áreas más débiles. Tu médico será la persona que te ayude también a elegir el deporte que más te favorezca para tu caso especial. Generalmente, se suele recomendar la natación, y se evitan deportes que ejerciten demasiado ciertas zonas del cuerpo como los brazos o las piernas.

En Prim Clínicas Ortopédicas ofrecemos la realización de Corsés ortopédicos de Boston. Somos especialistas en ortopedia a medida, y nuestros especialistas sabrán aconsejar sobre el mejor corsé disponible.