prótesis pierna

Hemos sufrido una amputación, y hemos decidido utilizar una prótesis de pierna. Aquí te explicamos las cosas básicas que debes saber.

Pasos previos

Antes de poder usar una prótesis de pierna, es necesario que la herida haya cicatrizado. Si tenemos mucha prisa en esta fase, nos va a resultar incómoda la prótesis y nos puede crear infecciones futuras.

Debemos consultar a nuestro médico o protésico  para que nos recomiende el mejor tipo de prótesis según nuestro caso.

Una prótesis de pierna para cada persona

Elegir la que será nuestra prótesis de pierna por muchos años es una tarea difícil. Lo primero que tendremos que tener en cuenta son nuestros hábitos de vida y nuestra proyección de futuro: si tenemos pensado hacer algún deporte, por ejemplo atletismo, necesitaremos una prótesis con más amortiguación en la suela.

Otro factor a tener en cuenta es la naturalidad. Existen prótesis que se camuflan más, y otras que son más evidentes. Esta elección es la más personal. Además, las prótesis de pierna tienen una forma u otra según dónde se haya producido la amputación.

La personalización de la prótesis está a la orden del día. En Prim puedes encontrar Covers Protésicos para todos los gustos.

Partes de la prótesis de pierna

El muñón se encaja en la prótesis de pierna a través de lo que llamamos encaje. Pero entre el muñón y el encaje tenemos una capa llamada funda, que nos protege de posibles rozaduras y aporta comodidad y un mejor ajuste.

Hay diferentes mecanismos de encaje, son los siguientes:

  • Encaje de succión
  • Encaje de vacío
  • Y encaje con clavija

El proceso de adaptación

Vamos a tener a dos personas muy importantes en esta etapa: el médico protésico y el fisioterapeuta. El médico protésico es quien nos va a ayudar a elegir la prótesis de pierna que mejor se adapta a nosotros. Así mismo, nos va a ajustar la prótesis a nuestro cuerpo una vez esté fabricada.

En Prim Clínica Ortopédica tenemos gran variedad de productos protésicos.  Ven a visitarnos o contacta con nosotros y podremos ayudarte a elegir la que más te conviene, teniendo en cuenta las indicaciones de tu médico.

El fisioterapeuta o terapeuta será la persona que nos ayude a adaptarnos a nuestra nueva compañera. Con él vamos a hacer ejercicios de entrenamiento, para aprender a movernos en nuestra vida diaria.

Date calma en el proceso de adaptación a tu nueva prótesis de pierna. Puede que sea beneficioso utilizar muletas o incluso una silla de ruedas para poder continuar haciendo tu vida normal mientras aprendes a manejar la prótesis. En Prim tenemos todos los productos para hacer más llevadero el proceso.