Noticias

En nuestra sección de noticias podrás encontrar las últimas novedades del sector de ortopedia. Prim se mueve en la dirección de la innovación, consiguiendo siempre los productos más innovadores para mejorar en todos los tratamientos relativos al mundo de la ortopedia.

¿Dónde nos encontramos?

Podrás encontrar las Clínicas Ortopédicas Prim en Galicia y Madrid. Contamos con un total de seis locales, que podrás encontrar a continuación:

 

Todas las novedades ortopédicas

Mantente atento a nuestro blog y nuestras redes sociales para enterarte de las últimas noticias del mundo de la ortopedia. Si tienes dudas, puedes acudir a cualquiera de nuestras clínicas físicas donde nuestros profesionales te aconsejarán acerca de los mejores productos para tratar tu caso particular. Desde sillas de ruedas manuales y eléctricas, andadores, plantillas a medida, ortesis, etc.

¡Todos los artículos ortopédicos para niños, adultos y mayores en Prim Clínicas Ortopédicas!

 

Fundación Ana Carolina Díez Mahou-Nuestros niños

Fundación Ana Carolina Díez Mahou, el “refugio” de los niños y familias con enfermedades neuromusculares y mitocondriales

Mejorar la calidad de vida de los niños con enfermedades neuromusculares y mitocondriales y la de sus familias. Esa es la misión de la Fundación Ana Carolina Díez Mahou, institución con la que desde PRIM Clínicas Ortopédicas hemos tenido la suerte de colaborar -a través del grupo de voluntarios Tribu Apapachesdonando una camilla eléctrica. Una pequeña aportación con la que queremos hacer más cómodo el trabajo de la fisioterapeuta de la fundación para el tratamiento que estos niños tanto necesitan.

Para conocer mejor la labor de esta fundación hemos entrevistado a Javier Pérez Mínguez, su director y uno de los fundadores. No dejes de leer

¿Cómo y cuándo nace la Fundación Ana Carolina Díez Mahou?

Fundación Ana Carolina Díez Mahou-Javi y JavierEn el año 2009 nace Javi, el segundo de mis tres hijos. Él nace sano, pero más o menos cuando tiene un año empieza a desarrollar unos síntomas que acaban en el diagnóstico de una enfermedad mitocondrial. En ese momento mi primo hermano y su mujer me cuentan que llevaban mucho tiempo queriendo poner en marcha un proyecto solidario, pero no tenían claro en qué centrarlo. Viendo mi experiencia personal, pensaron en poner en marcha una Fundación que se dedicara justo a la enfermedad de mi hijo o enfermedades similares. Así que fue dicho y hecho. No me lo pensé dos veces. Dejé mi trabajo en una agencia de comunicación y en diciembre de 2010 la registramos. Empezando nuestra actividad, per se, ya en el año 2011.

¿De dónde toma el nombre la Fundación?

Ana Carolina Díez Mahou era la abuela de la mujer de mi primo, presidenta de la Fundación, quien me propuso crear la fundación. Una mujer de principios del siglo XX que destacó por sus actos filantrópicos, sobre todo hacia los niños. Su abuela fue una inspiración y ejemplo para la mujer de mi primo. Y a partir de su idea para montar este proyecto y su aportación económica para iniciar la Fundación, nos pareció perfecto darle su nombre como homenaje.

Háblanos un poco de las enfermedades neuromusculares. ¿Qué son? ¿Qué características tienen en común?

Nuestra Fundación cubre las principales enfermedades neuromusculares genéticas que afectan a los niños, haciendo especial hincapié en las mitocondriales. Estas patologías afectan a la musculatura y al sistema nervioso, son degenerativas, requieren un abordaje multidisciplinar y no tienen cura, por lo que con el paso del tiempo, muchos niños fallecen. Todas estas patologías se encuentran dentro del grupo de las denominadas enfermedades raras, siendo muy poco conocidas.

Fundación Ana Carolina Díez Mahou-Nuestros niños¿A cuántos niños ayuda la Fundación Ana Carolina Díez Mahou actualmente?

En estos momentos estamos ayudando a unos 250 niños y a sus familias, principalmente de la Comunidad de Madrid, aunque somos una Fundación a nivel nacional y tenemos socios de otras autonomías.

¿Cuáles son las principales ayudas que ofrecéis?

En la Fundación Ana Carolina Díez Mahou trabajamos, principalmente, en cuatro grandes áreas:

  • Terapias. La rehabilitación es el eje fundamental de todos los tratamientos para los pacientes con enfermedades neuromusculares genéticas. Por eso es donde más nos hemos enfocado. Ofrecemos tratamiento de fisioterapia individual motórica y respiratoria en sala y en agua gratuitos a través del Programa Primera Estrella María de Villota. A estas dos terapias hemos añadido la musicoterapia en intervención individual y a domicilio con sesiones grupales con 5 niños máximo en cada taller. Y, por último, hace dos años añadimos la terapia con perros a través del proyecto “Un perro, un niño feliz”. Estas cuatro terapias ya están consolidadas. De forma que cuando llega un niño a nuestra fundación se hacen con él una, dos, tres o las cuatro terapias, en función de sus necesidades. Y se ha demostrado que combinadas y de forma periódica ayudan a mejorar a todos los niveles (muscular, cognitivo, psicológico…)

Fundación Ana Carolina Díez Mahou-Fisioterapia en sala Fundación Ana Carolina Díez Mahou-Terapia con perros Fundación Ana Carolina Díez Mahou-Terapia en agua

  • Formación. Sobre todo dirigida a los padres para ayudarles en el cuidado diario de sus hijos con uno o dos talleres mensuales. También damos charlas y participamos en congresos porque hay muchos profesionales sanitarios que no conocen estas enfermedades. Y también damos charlas en colegios, institutos, universidades, empresas… para dar a conocer todo el abanico de enfermedades neuromusculares y mitocondriales.
  • Ocio. Es una parte que estamos explorando cada vez más en los últimos años porque nos damos cuenta que los niños necesitan mucho más que terapias y formación. Hemos desarrollado todo un programa de actividades anual, aunque hay épocas con más actividades, como Navidad o verano. Y en este programa hay de todo, desde fiestas hasta excursiones, pasando por estrenos de cine, musicales, teatro, circo, campamentos y cursos para los niños y que los padres puedan tener un respiro familiar.
  • Investigación. Al principio no podíamos hacer mucho en este área ya que hacen falta muchos recursos. Pero hemos ido creando, poco a poco, una red de investigadores y profesionales que tienen que ver con las enfermedades mitocondriales. Empezamos con proyectos de diagnóstico, centrado en que todos esos niños que están sin diagnosticar, puedan ser diagnosticados. Y hemos hecho proyectos con la Universidad de Zaragoza, con el Hospital Doce de Octubre de Madrid y con el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona. Después empezamos también a trabajar con la Asociación de Enfermos de Patologías Mitocondriales (AEPMI), uniendo fuerzas para poder poner en marcha proyectos de todo tipo, como un proyecto de tratamiento de estas enfermedades junto con la Universidad Pablo de Olavide u otro de nutrición con el Hospital Doce de Octubre. También hemos hecho un registro español de enfermedades mitocondriales para saber cuántas personas hay en España con estas patologías.

Además de estas cuatro grandes áreas ofrecemos atención psicológica y atención médica para las familias y los niños.

¿Cómo ha afectado la pandemia a la actividad de la Fundación Ana Carolina Díez Mahou?

Ha afectado a todos los niveles. De forma directa porque tuvimos que suspender las terapias que hacemos y solo hemos podido dar cierto apoyo virtual  a las familias a través de consejos y algunos ejercicios que ofrecía nuestra fisioterapeuta. En el caso de la atención psicológica hemos podido ofrecerla de forma virtual y ha funcionado muy bien. De hecho, durante esta época, hemos recibido muchas más peticiones de ayuda psicológica.

Además, de forma indirecta la pandemia nos está afectando de forma importante a nivel económico. En la Fundación Ana Carolina Díez Mahou nos financiamos, primero, a través de las aportaciones de los socios. Y, segundo, por los eventos, y venta de merchandising, etcétera y todo ello lo hacemos de forma presencial. Al suspenderse o posponerse casi todas nuestras actividades, se ha reducido mucho nuestra recaudación de fondos.

Hemos intentando reconvertir en virtuales algunas actividades, como la Milla María de Villota, pero no es lo mismo. Podemos aguantar un tiempo e ir tirando, pero si esto se mantiene durante muchos meses, no podemos hacer eventos presenciales, las empresas dejan de ayudarnos y la Administración sigue sin apenas darnos recursos… no sobreviviremos mucho.

¿Habéis notado en los niños los efectos negativos de todos estos meses sin terapias?

Fundación Ana Carolina Díez Mahou-Fisioterapia DomicilioMuchísimo. De hecho es una de las razones por las que retomamos las terapias presenciales tan pronto como pudimos (una vez finalizado el estado de alarma y cuando implementamos todas las medidas de seguridad necesarias). Nuestra fisioterapeuta, Elena, estuvo en contacto con todas las familias durante el confinamiento para ayudarles a hacer algunos ejercicios en casa con sus hijos, pero vio que muchos niños habían retrocedido en cuanto a movilidad. Al volver a ofrecer terapias presenciales confirmamos nuestras sospechas. Ahora, lamentablemente, por el espacio de que disponemos y las medidas que hay que tomar, hemos tenido que priorizar para tratar a los niños que estaban más enfermos.

Si tuvieras que hacer un llamamiento… ¿qué pedirías para vuestra Fundación?

Ahora mismo, sobre todo, necesitaríamos más espacio y más personal para poder tratar a más niños. Sin olvidar, por supuesto, la parte de financiación, que es vital para nuestra subsistencia y para poder seguir ayudando a todas las familias que acuden a la nuestra fundación.

 

Si después de conocer la labor de la Fundación Ana Carolina Díez Mahou, quieres colaborar con ellos, haz una donación o hazte socio pinchando aquí.

corsé de cheneau

¿Qué es y para qué sirve un Corsé de Cheneau?

La escoliosis idiopática es una desviación de la columna vertebral, que se da en niños y adolescentes, pudiéndose corregir con el Corsé de Cheneau.

No hay una razón o causa específica que provoque este tipo de deformidad.

Aunque sí pueden resultar factores influyentes el crecimiento, la genética o déficits posturales durante el desarrollo.

La escoliosis, se ha venido tratando desde los tiempos antiguos, pero en la era moderna, aparecieron los tratamientos ortésicos mediante corsés.

Existen diferentes tipos de corsés en función de sus principios biomecánicos como por ejemplo, el corsé de Boston, el corsé de Swan, el corsé de Lyones o Stagnara, el corsé de Providence, etc…

Todos ellos los fabricamos a medida en nuestras clínicas.

Pero de entre todos ellos, el corsé de Cheneau, diseñado por el
Dr. Jacques Cheneau a principios de los 90 ha ido sufriendo distintas evoluciones hasta el día de hoy y está considerado uno de los más eficiaces.

Esta órtesis se realiza a medida, mediante tecnología CAD-CAM.

Tomamos medidas con un escáner profesional de alta precisión y realizamos el diseño informático mediante programa informático.

Así, no será necesario tomar medidas con vendas de yeso como se hacía en la antigüedad.

Debe usarse durante todo el día y la noche, aunque varía según el caso.

Además, el médico será quién indique la cantidad de horas que el niño debe llevar el corsé.

¿Cómo funciona el Corsé de Cheneau?

Este obliga al niño a corregir su postura de manera activa.

Gracias a los movimientos del tórax provocados por la respiración, el cuerpo va ocupando los espacios de expansión que deja libres el corsé.

Estos movimientos constantes y repetitivos hacen que el corsé provoque lo que se denomina una “corrección activa”.

Dentro de los corsés de escoliosis suele haber unos parámetros que los médicos especialistas utilizan como criterio para prescribirlos.

Normalmente no se tratan curvas por debajo de los 20º cobb (que es un indicador de la intensidad de la curva escoliótica) y por encima de los 40 grados Cobb muchas veces se desiste del tratamiento ortésico.

Entose se valoran opciones como la cirugía, pero esto siempre dependerá de diversos factores que el especialista considera antes de decantarse por una opción u otra.

¿Cómo actúa?

Podríamos decir que el corsé se divide en diferentes zonas que podríamos definir como presión, expansión y control.

Las zonas de presión son las que buscan provocar un efecto derrotador en la columna vertebral y suelen situarse a la altura del ápex de la curva, que es el punto de máxima concavidad o convexidad.

Estas zonas buscan desplazar la columna en el sentido de enderezarla, lo que genera que los huesos, músculos y tejidos se expandan en la dirección contraria, por ello se deben de crear zonas de expansión dónde se puedan alojar estos tejidos que escapan de las presiones.

Las zonas de control serán aquellas que no constituyan ni zonas de presión ni de expansión, serán zonas en las que se apoya el corsé y ayudan a que se mantenga siempre en la misma posición y tratan de estabilizar el Corsé de Cheneau.

Como son aperturas al exterior, consiguen también un efecto de aireación que facilita la transpiración y el intercambio de temperatura con el exterior.

La forma de este Corsé de Cheneau es muy peculiar, y diferente según el paciente.

Existen cinco tipos distintos de diseño del corsé en función de cual sea la curva principal (torácica o lumbar) dentro de la escoliosis o si es una curva sencilla o doble.

El Dr. Manuel Rigo (discípulo del Dr. Jacques Chenau) estableció en el año 2010 una clasificación muy concreta de las curvas posibles y de los diseños específicos de corsé de Cheneau que deben acompañar a cada tipo de curva.

Es un corsé realmente eficaz a la hora de enderezar la columna vertebral y por ende el cuerpo de la persona.

Es debido a todos los factores anteriormente mencionados que para realizar el tratamiento con el corsé de cheneau, se necesita mucha formación, especialización y experiencia.

¿Qué problemas pueden surgir por el corsé?

Si el corsé está bien diseñado, fabricado y adaptado al paciente no debemos encontrarnos con ningún problema.

Puede ocurrir que debido al diseño del propio corsé, haya regiones que le resulten más incómodas al paciente que nunca lo ha utilizado.

Para resolver estos casos siempre le decimos a los padres o tutores, que ante la aparición de roces o molestias, se acerquen siempre por la ortopedia para ver si las molestias son normales.

Quizá es una cuestión de acostumbrarse al corsé de Cheneau o por el contrario se puede realizar alguna pequeña modificación que ayude a utilizarlo las horas que nos prescriba el médico especialista.

Siempre advertimos a los papás que el niño lleve una camiseta de algodón debajo del corsé cada vez que lo utilice, además de limpiar este siguiendo las instrucciones que les dé el experto y especialista.

Disponemos en las clínicas de camisetas específicas sin costuras ideales para llevar por dentro del corsé.

¿Cómo es de eficaz el Corsé de Cheneau?

Siempre se ha considerado un éxito en el tratamiento de la escoliosis, que una vez el paciente utiliza el corsé, la curva no progrese y aumenten los grados cobb de la misma durante el desarrollo óseo-muscular del adolescente.

Gracias a nuestra experiencia en todo tipo de corsés para el tratamiento de la escoliosis podemos decir con orgullo que la gran mayoría de las curvas que tratamos evolucionan favorablemente.

Muchas de ellas muy favorablemente, es decir, que no sólo no progresan sino que disminuyen los grados cobb a medida que se realiza el tratamiento.

La confianza de los médicos especialistas en nuestro trabajo frente a la escoliosis, han hecho que estemos reconocidos como una de las clínicas ortopédicas referente a nivel nacional, tanto por nuestros profesionales como por nuestros resultados en el día a día.

Si necesitan más información no duden en consultar a los profesionales de Prim clínicas ortopédicas, que gustosamente atenderán todas sus peticiones.

síndrome de sjögren

Diccionario – Síndrome de Sjögren

Síndrome de Sjögren

En nuestro diccionario encontrarás diversas enfermedades a las que poner solución. En este caso hablaremos del síndrome de sjögren.

Es una enfermedad de tipo inflamatoria que afecta a las glándulas que producen humedad en el cuerpo, destruyéndolas. Estas son las llamadas glándulas exocrinas.

El síndrome de Sjögren causa una sequedad en diversas zonas del cuerpo, se resecan los ojos y se ponen rojos, se reseca la boca, y además pueden resecarse la garganta, la piel y las zonas genitales.

Es una enfermedad que suele afectar en mayor medida a mujeres que ya han pasado por el periodo de la menopausia.
De una manera más grave, esta enfermedad puede afectar a otras partes del cuerpo como los pulmones o los riñones.
También se sabe que esta enfermedad es reumática, lo que quiere decir que se relaciona con el desgaste del aparato locomotor o la alteración del sistema inmunológico. Este tipo de enfermedades afectan a las articulaciones, los tendones, los ligamentos, los huesos y los músculos.

Si tienes una enfermedad de este tipo, es posible que presentes ciertos síntomas como dolor, inflamación, enrojecimiento y en el caso más grave, pérdida de su función.

¿Cuáles son las causas?

El síndrome de Sjögren es un trastorno autoinmunitario, lo que quiere decir que el propio cuerpo ataca, por algún error, al tejido sano. La causa por la que pasa esto y qué es lo que lo causa, se desconoce.
Sí se sabe que es diferente en las personas que tienen el Síndrome, pero no tienen otras enfermedades, que en las personas que además de padecer este síndrome, conviven con una enfermedad reumática.

¿Cuáles son las complicaciones del Síndrome de Sjögren?

Hay diferentes problemas que pueden surgir a partir de este síndrome. Los más comunes tienen relación con los ojos y con la boca y son:

  • Candidiasis bucal, la cual es una infección en la boca causada por hongos.
  • Caries, porque al tener la boca seca y no producir saliva, la cual es una protección de los dientes contra las caries, puedes tener más posibilidades de tenerlas.
  • Problemas de vista, como sensibilidad y visión borrosa

Otros problemas menos frecuentes que pueden pasarnos factura si padecemos el Síndrome de Sjögren son inflamación en pulmones, riñones o el hígado; cáncer de los ganglios linfáticos o problemas de nervios como hormigueo y entumecimiento.

¿Cómo me lo diagnostican?

Si tienes algún tipo de síntoma como la sequedad, deberías acudir al médico para descartar que pueda ser cualquier cosa a la que restamos importancia, y ya acudir cuando los cuadros clínicos que se nos presentan son más severos.
El médico, para hacer el diagnóstico realiza algún examen físico, análisis de sangre, biopsias y pruebas en los ojos y boca.

Sillas de ruedas infantiles tipo Buggy. Consejos para elegirlas
,

Silla de ruedas tipo Buggy: consejos para elegirlas

Hay muchos tipos de sillas de ruedas infantiles. Por eso, queremos daros una serie de consejos si estás pensando en adquirir una silla tipo Buggy.

La correcta elección de este tipo de productos es fundamental para los niños que las necesitan.

De ello va a depender su facilidad para desplazarse, su comodidad y actividad diaria, pero también la de sus padres y cuidadores.

¿Cuándo empezará mi hijo a utilizar una silla de ruedas infantil?

Las sillas tipo Buggy son sillas de primer uso.

Es decir, suelen ser las primeras sillas de ruedas que usan los niños si precisan utilizarlas desde muy pequeños.

El momento de empezar a usarla dependerá de cada pequeño, pero normalmente es entre el año y los dos años de edad, cuando pueda sentarse bien en la silla y sin que le quede “grande”.

¿Qué debo tener en cuenta para elegir la silla de ruedas tipo Buggy?

Lo primero es acudir a una clínica ortopédica de su confianza y en la que profesionales especializados le puedan aconsejar lo mejor para su hijo.

Una vez en la clínica, los técnicos ortopédicos estudiarán el caso, las necesidades clínicas de su hijo por su patología, le medirán y pesarán y les realizarán una serie de preguntas para conocer qué necesidades concretas tiene el pequeño, pero también los padres o cuidadores principales, que en el caso de las sillas de ruedas tipo Buggy son quienes la manejan constantemente.

Nos referimos a unas cuestiones concretas…

Cuestiones

  • Uso de la silla de ruedas: es preciso conocer si la silla va a utilizarse durante largos periodos del día y si el niño realizará actividades en ella, como por ejemplo, estar en la escuela, o si bien solo se utilizará la silla de ruedas en periodos cortos y para traslados.
  • El entorno en que se moverá el niño. Para elegir una silla de ruedas tipo Buggy es muy importante conocer si el niño vive y se mueve por la ciudad o si lo hace en entorno rural. En el caso de usar la silla en terrenos irregulares se precisarán ruedas más grandes y una mejor suspensión. Y en el caso, por ejemplo, de lugares con muchas cuestas, habrá que priorizar sillas de ruedas más ligeras.
  • Transporte de la silla de ruedas. Si se va a transportar la silla de ruedas infantil en el maletero del vehículo, habrá que tener en cuenta el espacio que ocupa, su peso y la forma en que se pliega (las sillas tipo Buggy se pliegan tipo paraguas o bien tipo libro). En caso de que el niño vaya a viajar en vehículos adaptados habrá que tener en cuenta que esté homologada para viajar anclada al vehículo.
  • Opciones de posicionamiento. Es fundamental saber si el niño precisa una silla basculante o si, simplemente, le valdría con una silla de ruedas reclinable.
  • Al tratarse de sillas de ruedas tipo Buggy, el niño precisará siempre de la ayuda de un asistente. Y es importante que la silla elegida también sea de fácil manejo y plegado, con un peso que pueda empujar y una altura de las empuñaduras adecuada a su estatura o regulable.
  • Estética. El aspecto de las sillas de ruedas para niños suele ser un factor importante a la hora de elegir. Por eso, las sillas tipo Buggy cada vez se parecen más a los carritos infantiles normales, en su forma y también en sus colores.

¿Cuánto tiempo podrá usar mi hijo una silla de ruedas tipo Buggy?

Según el fabricante y el modelo, las sillas de ruedas tipo Buggy tienen bastante recorrido, abarcando desde la edad de un año hasta los 10 años aproximadamente.

No obstante, una única silla tipo Buggy no abarca todo ese rango de edad, por lo que seguramente haya que hacer, al menos, un cambio de silla de ruedas en ese periodo para adaptarse al crecimiento del niño.

¿Cómo se adaptan las sillas tipo Buggy al crecimiento de mi hijo?

Las sillas de ruedas pediátricas tipo carrito se regulan para adaptarse al crecimiento y necesidades del niño.

Y es que, como decíamos, un niño puede usar una misma silla de ruedas, por ejemplo, desde que tiene un año y hasta los seis, aproximadamente.

¿Cómo? Gracias a la posibilidad de regular la anchura y la profundidad del asiento, la altura del respaldo o los reposapiés de las sillas de ruedas tipo Buggy.

¿Es determinante la patología del niño para elegir un tipo de silla u otro?

En las sillas de ruedas infantiles tipo Bugyy no, porque en estas sillas hay la posibilidad de elegir entre una amplia gama de accesorios e ir diseñando y ajustando la silla a las necesidades del niño.

¿Existen sillas de ruedas infantiles gemelares?

Sí. Hay pocos modelos en el mercado, pero sí que existen sillas de ruedas infantiles gemelares.

Son para aquellos casos en que ambos hermanos necesitan su uso o bien para los casos en que uno de los niños tiene alguna patología que obliga a utilizar silla de ruedas y su hermano todavía es pequeño para moverse de forma independiente.

¿Las sillas de ruedas infantiles tipo Buggy están financiadas?

Sí, este tipo de sillas están incluidas en el catálogo oficial de prestaciones ortoprotésicas, si bien hay que saber que si hay diferencia entre el aporte máximo que hace la Seguridad Social, MUFACE o ISFAS, y el precio final de la silla elegida, el paciente tendrá que abonar la diferencia.

,

Órtesis DAFO en niños: recomendaciones de uso y consejos para los padres

La marcha se produce por el movimiento secuencial y coordinado de varias articulaciones del miembro inferior. Así, la falta de alineación o la disfuncionalidad de algunas de ellas, afecta inevitablemente a toda la cadena de la marcha. Las órtesis DAFO® (siglas en inglés de órtesis dinámica de pie y tobillo, producto creado originalmente por Cascade Dafo, Inc) están indicadas en niños con diferentes patologías siempre que sea necesario un soporte externo para conseguir la correcta alineación del pie, el tobillo y la parte inferior de la pierna.

Existen diferentes modelos de DAFO® y la elección de uno u otro dependerá de las necesidades de cada niño. No obstante, hay una serie de recomendaciones de uso y consejos comunes para todos los modelos. Sigue leyendo y toma nota si tu hijo necesita este tipo de órtesis.

Adaptación progesiva

Salvo que el médico indique algo diferente, lo ideal es que el niño llegue a usar el DAFO® el mayor número de horas posible durante el día y descanse por la noche (a excepción de las ortesis DAFO® nocturnas). Pero antes de llegar a esto, siempre es necesaria una adaptación progresiva al uso de la órtesis.

El periodo de adaptación será de unas dos o tres semanas durante las cuales se colocará la órtesis de manera intermitente por espacios de tiempo cada vez más largos hasta llegar a usarla todo el día.

Es recomendable realizar esta adaptación en todos los casos, aunque no sea la primera vez que el niño usa una órtesis DAFO®. De este modo siempre podremos vigilar con cada nueva órtesis posibles molestias, zonas de roce o cualquier otro problema que pueda surgir y que requiera acudir a la ortopedia.

Hay que recordar que tanto la prescripción de las órtesis como las pautas del tratamiento deben venir determinadas por el médico especialista, que es quién dirige y coordina el tratamiento.

Imagen Dafos

Cómo colocar correctamente la órtesis DAFO®

Antes de colocar el DAFO®, el niño debe llevar puesto un calcetín que cubra la totalidad de la piel que va a abarcar la órtesis. Recomendamos calcetines de espesor medio para que amortigüen lo suficiente las presiones sin comprometer demasiado el espacio. En cuanto a la composición del calcetín, lo ideal es una mezcla de algodón y fibra sintética. De este modo evitaremos una sudoración excesiva a la vez que nos aseguramos de que el calcetín queda bien estirado y no se forman arrugas que podrían acabar dañando la piel del niño.

No obstante, en ocasiones es difícil evitar el exceso de sudoración de la piel al usar órtesis DAFO®, sobre todo con altas temperaturas. En estos casos se recomienda cambiar los calcetines con frecuencia para tratar de mantener la piel siempre seca.

En el momento de colocar la órtesis, es conveniente que el niño mantenga la rodilla flexionada para facilitar dicha colocación. Se introducirá el pie abriendo el DAFO® y nos aseguraremos de que el talón queda bien apoyado en la parte postero-inferior antes de fijar las almohadillas y los velcros.

A continuación, se colocará la almohadilla moldeada de “empeine” que acompaña al DAFO®. Ésta debe situarse en el área de transición entre el pie y la pierna. Su uso es importante porque protegerá contra posibles pellizcos y mantendrá el pie ajustado a la órtesis.

Lo siguiente será fijar los velcros del DAFO®. Todos ellos cumplen un propósito concreto y deben ir bien ajustados para obtener los mejores resultados. Recomendamos comenzar primero fijando el velcro del empeine y después el resto (de este modo nos aseguraremos de antemano de que el talón queda posicionado en su sitio).

Una vez adaptada la órtesis al pie del niño, sobre ella irá siempre un zapato. Nunca debe usarse un DAFO® sin zapato ya que esto lo deterioraría muy fácilmente además de ser un riesgo para el niño que podría resbalar y caerse.

¿Qué calzado usar con órtesis DAFO®?

Recomendamos un calzado de material flexible, generalmente con velcros o cordones que permitan una gran apertura, lo más ancho posible en la zona de los dedos y con buena capacidad a ese nivel.

Normalmente serán necesarios uno o dos números más del pie que calze el niño para poder albergar el DAFO®. Nuestra recomendación es buscar el zapato más corto que pueda admitir la ortesis para evitar de este modo posibles tropiezos debidos a un calzado demasiado grande.

Si es posible, es recomendable también quitar la plantilla extraíble que llevan muchos zapatos al comprarlos para así obtener una mayor capacidad dentro del calzado.

A la hora de buscar los mejores zapatos para tu hijo si este usa una órtesis DAFO® los técnicos ortopedistas de PRIM Clínicas Ortopédicas pueden recomendarte varios fabricantes de calzado idóneos para estos casos. Solo consúltanos en cualquier de nuestras clínicas de Madrid o Galicia.

Imagen Dafos-1

Roces o molestias con la órtesis DAFO®. ¿Cuándo acudir a la clínica ortopédica?

Es fundamental, sobre todo durante el periodo de adaptación a la órtesis, observar posibles rojeces sobre la piel del niño. Se considerarán normales y debidas al control que ejerce la órtesis sobre el pie cuando desaparezcan en los siguientes 20 minutos a la retirada del DAFO®. Sin embargo, si no desapareciesen en ese tiempo o incluso se complicasen con rozaduras o pequeñas heridas sobre la piel, se tratará de algún problema de ajuste que se debe solucionar acudiendo a su clínica ortopédica.

Asimismo, se debe vigilar cualquier tipo de incomodidad o molestia que manifieste el niño durante el periodo de adaptación.

Es posible que después de un periodo largo usando el DAFO® sin problemas, de repente, aparezcan molestias. En este caso no se debe dudar en acudir a la clínica ortopédica. Seguramente sea necesario realizar algún ajuste debido a cambios en la anatomía del pie del niño o, simplemente, que el niño ha crecido y la órtesis se ha quedado pequeña, por lo que habrá que renovarla.

En cualquier caso, aunque todo vaya bien, siempre es recomendable programar revisiones en la ortopedia entre los seis y doce meses posteriores a la entrega del DAFO® para poder evaluar el correcto ajuste y/o el posible desgaste de la órtesis.

Limpieza y mantenimiento de las órtesis DAFO®

Los DAFO® se pueden limpiar con una esponja o cepillo suave, jabón neutro y agua tibia. Se pueden secar con una toalla y, después, dejar al aire durante unas horas. Nunca se deben secar con calor directo ni dejarlos cerca de fuentes de calor, ya que podrían deformarse.

Igualmente se deben preservar del frío extremo. En temperaturas muy frías el material de los DAFO® se puede volver quebradizo y propenso a fracturas por tensión.

grados de linfedema
,

¿Qué es un linfedema?

Linfedema Abdullah Sarhan / CC BY-SA

Llamamos linfedema a la inflamación sobrevenida por la acumulación de linfa -un líquido transparente que contiene glóbulos blancos- en los tejidos blandos del cuerpo. El linfedema se produce cuando el sistema linfático está dañado o bloqueado. Suele ocurrir en los brazos o las piernas ya que al encontrarse en las zonas más distales del cuerpo es dónde más cuesta que haya una circulación eficiente del líquido linfático. El encharcamiento de agua y proteínas en los tejidos provoca la hinchazón.

¿Cúales son las causas del linfedema?

Las causas de linfedema pueden ser primarias o congénitas, cuando los ganglios linfáticos o los vasos no se desarrollan normalmente. También pueden ser causas secundarias, como infecciones o reacciones del tejido cicatricial por radioterapia o extirpación quirúrgica de los ganglios linfáticos, como la que se produce en algunos casos de cáncer de mama.

El tratamiento puede ayudar a controlar los síntomas. Incluye ejercicios, dispositivos de compresión, cuidado de la piel y masajes sin amasamiento ni golpeteos que causen una presión excesiva en la parte afectada.

¿Cuáles son los síntomas de un linfedema?

Con el llamado “Signo de Stemmer” se puede realizar un autoexamen fiable para reconocer la patología. Si al intentar pellizcar la piel (por ejemplo, sobre los dedos de los pies) es difícil, o incluso imposible, estaremos ante un linfedema. Esto se debe a que la hinchazón provoca un estiramiento de la piel que hace complicado poder pellizcarla.

La presencia de pliegues en la piel más profundos de lo natural sobre las articulaciones, así como hinchazones en el dorso de manos y pies, y una piel tensa, también indican la presencia de linfedema.

Elefantiasis o linfedema crónico

La filariasis linfática, conocida habitualmente como elefantiasis, es un tipo de linfedema crónico. Se caracteriza por la inflamación de los vasos linfáticos, ganglios y piel debido a infecciones bacterianas o parasitarias por fallo del sistema inmunitario como consecuencia del trastorno linfático. La elefantiasis presenta una piel dura que recuerda al elefante (de ahí su nombre) y causa también malformaciones óseas. El diagnóstico se basa en la biopsia del ganglio linfático y el examen microscópico. Los casos severos requieren abordaje quirúrgico.

discapacidad

Condiciones de salida para personas con discapacidad en estado de alarma

Por todos es sabido que, el confinamiento actual debido a la crisis del covid 19, afecta directamente con la prohibición de salir de casa a todos y cada uno de los ciudadanos, pero, existen excepciones que debemos conocer como la discapacidad.

Enfermos con citas ineludibles, atender compras, paseo de mascotas,… y en resumen, primordialmente asuntos que atiendan a la primera necesidad o necesidades básicas.

Pero, ¿Cómo afecta esto a las personas discapacitadas o en sillas de ruedas?

Condiciones para salidas de personas discapacitadas.

Según publicaba una orden ministerial publicada el pasado 20 de Marzo, las personas con una discapacidad reconocida, con alteraciones conductuales podrían salir para no agravar las mismas a pasear, solas, o acompañadas en caso de necesidad siempre y cuando se respetasen las medidas de seguridad para evitar el contagio.

Dichas alteraciones de conductas se refieren a personas con trastornos del espectro autista o con conductas disruptivas pero, todo este planteamiento en ningún momento especifica si, es necesario disponer del certificado de discapacidad pertinente para realizar dichas salidas.

Según CERMI (Comité Español de representantes de personas con discapacidad), no sería indispensable ya que, no todas las personas que cumplen dichas condiciones tienen reconocida la condición, y por tanto debería servir tan sólo con una prescripción médica.

Con ello, aclara también que no sólo acoge la medida a los representados bajo esta afección sino que, debería ampliarse si por condiciones psicofísicas un médico especialista, considera oportuno para paliar empeoramientos de otros tipos de discapacidades.

Aun sin contemplar por la orden ministerial la necesidad de llevar consigo dicho certificado, CERMI, recomienda llevarlo en caso de disponer de él y de incluso llevar impresa una copia de la orden ministerial para en caso de ser necesario entregar a las autoridades pertinentes.

Aquellos que no lo tengan, deberán suplir este como se ha indicado por la prescripción médica.

Por tanto, y como conclusión a pesar de parecer recoger la medida en principio, sólo a un determinado público afectado por discapacidades específicas, la nota aclaratoria de la necesidad especificada por un especialista abre fronteras a que sea el profesional sanitario quien determine las condiciones reales y viables para establecer un cauce de salida a cualquier enfermo al que el confinamiento y su alargamiento pudiese afectar negativamente en su afección o evolución.

mandos especiales de cabeza
, ,

Mandos especiales de cabeza: claves para conocerlos

Gracias a los mandos especiales de cabeza las personas con lesión medular, distrofia muscular de Duchenne y Becker, esclerosis múltiple o ELA, entre otras, también pueden utilizar sillas de ruedas eléctricas y ser autónomos en su manejo.

¿Qué es un mando especial de cabeza?

Un mando especial de cabeza está dentro de lo que conocemos como mandos especiales para sillas de ruedas, como los de mentón o boca, los pulsadores, los pedales, los minijoysticks o los controles por soplo/aspiración, entre otros.

¿Qué tipos de mandos de cabeza existen?

Actualmente existen dos tipos de mandos en función del tipo de tecnología que utilizan.

controles de cabeza por sensores de proximidad

Los controles de cabeza por sensores de proximidad. Son mandos no proporcionales que permiten mover la silla de ruedas eléctrica mediante sensores. Este tipo de mandos no requieren de fuerza, aunque sí de un buen control cefálico. Son una gran opción para personas con un rango de movimiento limitado.

controles de cabeza por pulsadores de presión.

Los controles de cabeza por pulsadores de presión. Se trata de mandos que funcionan en función de la fuerza o presión aplicada a los sensores instalados. Por ello, son de gran utilidad para quienes, además de un buen control cefálico, pueden ejercer la presión necesaria para activar y manejar los pulsadores.

En ambos casos, los sensores o los pulsadores son tres y se sitúan en la zona posterior de la cabeza y a ambos lados de la misma. De esa forma, con el sensor o pulsador central se maneja la conducción de la silla de ruedas eléctrica hacia delante y hacia atrás y con los sensores o pulsadores laterales se controlan los movimientos a izquierda y derecha. Además, combinando los movimientos o presiones, se pueden hacer giros y desplazamientos en diagonal.

¿Qué funciones es posible manejar con el mando especial de cabeza?

Algunos modelos de control de cabeza y sillas de ruedas eléctricas permiten, además del encendido/apagado de la silla y de la conducción, realizar otras funciones que ofrecen mayor autonomía. Por ejemplo, es posible acceder a la basculación o elevación de la silla o al control del teléfono móvil mediante Bluetooth.

¿En qué casos es recomendable usar mandos especiales de cabeza?

En los casos de tetraplejia con lesiones completas, es decir, en aquellas personas que no pueden mover brazos ni piernas (lesionados medulares, personas con daño cerebral adquirido o con parálisis cerebral…) pero también en personas con esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que sufren una pérdida progresiva de movilidad hasta quedar totalmente incapacitados para moverse, entre otras patologías.

¿Todas las personas con tetraplejia pueden utilizar el mando de cabeza?

Cada persona y cada patología son distintas. Por ello, lo primero siempre que se plantee utilizar una silla de ruedas eléctrica es confirmar que tanto a nivel cognitivo, como físico, la persona esté capacitada para hacerlo. Y en el caso del mando de cabeza es fundamental que el paciente tenga un buen control cefálico y se estudie su capacidad para realizar los movimientos necesarios para conducir la silla sin problema.

Si, en su caso, no fuera recomendable utilizar el mando de cabeza, los técnicos especializados de PRIM Clínicas Ortopédicas le ayudarán a encontrar la mejor opción para manejar su silla de ruedas.

¿Los mandos especiales de cabeza son parte de la silla eléctrica o se venden por separado?

En PRIM Clínicas Ortopédicas disponemos de ambas opciones. Algunas de las marcas con las que trabajamos ya ofrecen sus propios modelos de sillas eléctricas con mandos de cabeza integrados. Y otras disponen de mandos de cabeza que se acoplan y configuran a la silla eléctrica que usted elija.

¿Es difícil conducir la silla eléctrica con un mando de cabeza?

La facilidad o dificultad para conducir una silla eléctrica mediante el control de cabeza dependerá de cada persona y de su situación particular. No obstante, nuestros especialistas hacen siempre un trabajo de adaptación de los mandos y de formación con cada uno de nuestros pacientes y con sus fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales o rehabilitadores, para que tengan el mejor control posible y la mayor seguridad al utilizar este tipo de mando.

¿Cómo se configuran los mandos especiales de cabeza?

configuración mandos especiales de cabeza

La configuración de los mandos de cabeza para sillas de ruedas eléctricas se hace de forma personalizada y siempre en coordinación entre los técnicos de PRIM Clínicas Ortopédicas y los especialistas de la empresa fabricante del mando, ya que hay configuraciones que precisan ajustes en el software.

¿Qué debo hacer si estoy interesado en un mando especial de cabeza?

Pedir cita previa en cualquiera de nuestras Clínicas Ortopédicas PRIM para que nuestros especialistas le muestren y expliquen las opciones de que disponemos y, con su ayuda, pueda elegir la que más le guste y mejor se adapte a sus necesidades.

Consejos para amputados en periodos de aislamiento
, , ,

5 consejos para personas con prótesis inferior en tiempos de coronavirus

En Prim Clínicas Ortopédicas siempre aconsejamos a nuestros pacientes amputados que, una vez que disponen de su prótesis, la usen con regularidad. No obstante, debido al estado de alarma decretado por el Gobierno de España por el coronavirus Covid-19 no es posible salir de casa salvo por determinadas circunstancias, como ir al trabajo o a realizar compras de primera necesidad.

Por eso, queremos ofrecer a las personas amputadas cinco consejos que pueden seguir en estas semanas de confinamiento para cuidar el muñón y la prótesis estos días.

Utiliza tu prótesis

prótesis

Debes intentar, en la medida de lo posible, no dejar de utilizar tu prótesis. Puedes hacer pequeños paseos por casa. Y es que, cuanto mayor sea la distancia que recorras, más natural será tu patrón de marcha.

Usa tu prótesis, al menos, 3 horas

usar prótesis

Además de usarla, te recomendamos mantener puesta la prótesis, al menos, unas tres horas al día. No obstante, si no pudieras ponértela por cualquier motivo, mantén tu muñón vendado o con el liner de silicona puesto. De esta manera evitarás que el muñón aumente de volumen.

Haz ejercicio

hacer ejercicio con prótesis

También te aconsejamos que realices algunos ejercicios. Como, por ejemplo, hacer una marcha normal o lateral. Sentarte y levantarte de una silla (no más de 5-10 repeticiones). O hacer ejercicios de desplazamiento de la carga de tu cuerpo de la pierna sana a la amputada, trasladando el peso de una a otra.

Cuida tu muñón

muñon

Es muy importante que no descuides el cuidado habitual de la piel del muñón, así como la limpieza normal del liner de silicona y del encaje. Además, antes de irte a dormir no olvides hidratar la piel del muñón con cremas específicas.

Come sano

comer sano

Y si el uso y cuidado de la prótesis y del muñón son fundamentales, no lo es menos cuidar la alimentación. Intenta comer lo más sano y equilibrado posible para que tu peso se mantenga estable y no se produzcan cambios importantes en tu muñón.

Ortesis de Movimiento Dinamico-niña
,

Órtesis de Movimiento Dinámico: todo sobre las prendas DMO

Las DMO® (Dynamical Movement Orthotics) son órtesis de movimiento dinámico.

Es decir, prendas que ayudan a pacientes con diferentes condiciones neuromusculares a paliar algunos de los síntomas físicos asociados a estas.

Así, contribuyen a mejorar la postura, el equilibrio o la función, según lo que precise cada persona.

Te contamos en detalle todo sobre estos productos que puedes encontrar en PRIM Clínicas Ortopédicas.

¿Qué son las Órtesis de Movimiento Dinámico? 

Las órtesis DMO® son prendas que combinan un material elástico con paneles biomecánicos y que realizan dos funciones.

Ortesis de Movimiento Dinámico-DMO-Traje Escoliosis Postural

Por un lado, a nivel sensitivo, aumentan la propiocepción al estimular los sistemas sensoriales del cuerpo.

Esto ayuda a reprogramar el cerebro y a que la persona vaya consiguiendo realizar un movimiento que anteriormente no podía o corregir la postura de una determinada manera.

Por otro lado, a nivel biomecánico, gracias a los paneles de refuerzo, realinean el cuerpo y proporcionan estabilidad y fuerza en las zonas necesarias para que los músculos trabajen de forma adecuada.

 

¿Para qué patologías es útil el uso de prendas DMO®?

Las órtesis DMO® son de gran utilidad para el tratamiento de algunos de los síntomas (píe caído, escoliosis, debilidad o atrofia muscular) de patologías neuromusculares, como la parálisis cerebral, el Síndrome de Rett, la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), la esclerosis múltiple, la lesión medular o el íctus, entre otras.

Ortesis de Movimiento Dinámico-DMO-Guante

El uso de órtesis de movimiento dinámico en estos casos permite, directamente, adquirir una mayor capacidad funcional e, indirectamente, lograr una mayor independencia al poder realizar mejor determinados movimientos y actividades del día a día.

Además, las órtesis DMO® son útiles para realizar terapia de compresión, indicada en casos de edema, trastornos venosos y linfáticos.

También para mejorar la cicatrización problemática tras quemaduras graves o injertos de piel.

 

¿Qué tipos de Órtesis de Movimiento Dinámico existen?

Ortesis de Movimiento Dinámico-DMO-Calcetin Dorsiflexion

En PRIM Clínicas Ortopédicas trabajamos con la marca DMO® que, actualmente, ofrece un catálogo de 27 tipos diferentes de órtesis de movimiento dinámico para miembro inferior, miembro superior, tronco y órtesis especiales.

Desde chalecos hasta guantes, pasando por leggins y shorts posturales, calcetines, trajes, envolturas o arneses.

 

 

¿Las prendas DMO® son iguales para todos?

DMO-Hombro Simple

No. Cada órtesis de movimiento dinámico es totalmente personalizada.

De hecho, los técnicos de PRIM Clínicas Ortopédicas se sentarán con usted.

Así, conocerán sus circunstancias, revisará los informes médicos y las peticiones concretas de mejora de la funcionalidad que les trasladen su fisioterapeuta o terapeuta ocupacional.

En base a todo ello evaluarán las mejores opciones para su caso, le tomarán medidas y realizarán un diseño específico para usted con los refuerzos adecuados a sus necesidades particulares.

Después, encargarán su fabricación a medida y dispondrá de su prenda DMO en, aproximadamente, 3-4 semanas.

 

¿Durante cuánto tiempo se debe utilizar una Órtesis de Movimiento Dinámico?

Ortesis de Movimiento Dinámico-DMO-Traje Neonato

Como decíamos, cada prenda DMO® es personalizada y, por tanto, su uso también lo es.

Así, en función de su diagnóstico y de los objetivos que su médico, fisioterapeuta y/o terapeuta ocupacional determinen, se definirá el tiempo durante el que debe utilizar su órtesis de movimiento dinámico.

Además, cuando el paciente es un niño, seguramente la órtesis tenga que modificarse o reemplazarse a medida que este crezca.

En cambio, si el paciente es un adulto, podrá utilizar una misma prenda DMO® siempre y cuando su peso no varíe ostensiblemente ni la órtesis se haya deteriorado o dañado por el uso.