zapatos ortopedicos

Calzado Ortopédico. Todo lo que necesitas saber

 

Desde clínicas Ortopédicas Prim os dejamos en este articulo los beneficios, tipos y precios del calzado ortopédico.

A día de hoy hablar de calzado ortopédico no significa tener que llevar las botas o zapatos ortopédicos de años atrás. Como todo en esta vida, ha evolucionado y por eso ya podemos decir que un diseño mucho más atractivo de estos calzados ha llegado a nuestro sector, hoy en día podemos encontrar una gran variedad de modelos tanto en aspecto como en acabados para todo tipo de usuarios.

El calzado ortopédico se utiliza para tener una mayor comodidad y un mejor soporte del pie, reduciendo el impacto en las articulaciones y el cansancio. Es utilizado por personas que tengan problemas podológicos (cómo el pie cavo, pie plano, pie diabético, fascitis plantar,…) o con un pie delicado.

Este tipo de calzado se caracteriza por tener la horma más amplia, permitiendo una mayor comodidad del pie dentro del calzado e introducir plantillas ortopédicas si se necesitara. Cuentan además con una suela más flexible que el calzado convencional, para así reducir los impacto al caminar. Conformado por una suela exterior especial y otra suela interior, contra refuerzos laterales y en la puntera, suelen tener caña alta, garantizando su eficacia.

Para llegar a hacer un uso de este tipo de calzado es recomendable que sea prescrito por un especialista mediante un estudio, ya que dependiendo del problema articular o deformidad del pie se necesitará un tipo de calzado u otro para conseguir un beneficio y posterior mejora de los problemas que este causando el no utilizarlos.

De la mano del calzado ortopédico suelen ir las plantillas ortopédicas, que bajo estudio estático y dinámico de la pisada, sediseñan y fabrican de forma personalizada unas plantillas para la corrección de dicha pisada.

Aparte de todos los inconvenientes en salud de no utilizarlos, otro tema importante es el precio por los que podemos encontrarlos que sobre todo dependerá de los materiales con los que estén fabricados. El rango de precios es bastante amplio y puede variar bastante desde los 100 euros hasta los 700 la pareja, pero siempre es mejor dejarse un poco más de dinero en calidad.