rehabilitación médica

rehabilitación médicaLa rehabilitación médica es un proceso intrínseco a toda operación considerable por pequeña que sea. Hasta la más mínima intervención ambulatoria necesita unos cuidados considerados ya, rehabilitación médica, porque se sobreentiende que tenemos que recuperar el estado inicial en el que nos encontrábamos antes de exponernos a un quirófano.

Por ello y entendiendo que dependiendo de la cirugía los pasos serán más importantes o menos, más intensos o menos vamos a intentar enumerar cuestiones básicas para un correcto proceso de recuperación.

Procesos básicos para la rehabilitación médica

 

La convalecencia es un periodo pesado y agotador pero necesario para la correcta rehabilitación médica y recuperación de los pacientes. Hay dentro de ella unos pasos indiscutibles que no podemos saltarnos bajo ningún concepto.

  1. Si la recomendación principal es reposo. Debemos hacerlo el tiempo estimado por los profesionales. Bajo ningún concepto deberíamos saltarnos algo tan esencial como el descanso recetado.
  2. La limpieza. Aunque el higiene parezca algo razonable, cuando hay heridas de por medio hay que insistir en lo básico y esencial de la misma.
  3. Si entre las recomendaciones hay curas ambulatorias, todo estará controlado mientras asistas a todas y cada una de ellas, si tienes que realizarlas manualmente o con la ayuda de alguien, haz que acuda a oír los procesos de las palabras de un profesional o enfermero. El proceso se acortará si rehabilitamos adecuadamente los daños.
  4. Para que el proceso sea evolutivo, si tienes terapias musculares o del estilo, no forzar el cuerpo. Más no es más en estos casos, aquí la medición es importante para no retroceder con daños.
  5. Si observamos que no hay mejoras, o que podríamos estar empeorando, debemos acudir rápidamente a un doctor. Una infección es un tema muy serio. Igualmente si observamos sangrado o algún condicionante fuera de lo usual.

Además de estos pasos lógicos, y comunes en toda operación, no debemos obviar que si mantenemos el dolor controlado, nuestra motivación crecerá y podremos hacer un esfuerzo mayor para cumplir todos y cada uno de los tips indicados. Si tu operación ha sido grande, amigo, paciencia y dedicación, pronto estarás recuperado.