Comprar una silla de ruedas adecuada no siempre es sencillo.

Cada persona es un mundo y tiene unas necesidades concretas que hay que valorar antes de la adquisición de una silla de ruedas.

  1. El tipo de rueda de la silla de ruedas

La necesidad de comprar una silla de ruedas con rueda trasera grande o pequeña es el hecho de si la persona se puede auto propulsar, es decir, si tiene fuerzas en los brazos para poder desplazarse por sí mismo, sin necesidad de la ayuda de un tercero. Si busca su propia autonomía la elección será la rueda trasera grande o la rueda trasera pequeña.

  1. El tipo de materia de una silla de ruedas.

Al elegir la silla de ruedas, es importante saber el peso y los materiales que estará construida la silla:

Acero: Es el material más robusto, pero por contra el más pesado y por lo tanto es más costoso el desplazar sillas de ruedas de acero. Los pesos de estas sillas oscilan entre los 19 y 21 kg.

Acero Ligero: Las sillas de rueda de acero ligero son una buena elección para los que buscan robustez. Los pesos oscilan entre los 15 y los 17 kg.

Aluminio: El aluminio es el más ligero de los tres, presenta la principal característica de que a la hora de trasladar la silla de ruedas de un sitio a otro el proceso se realiza de forma cómoda dado que los pesos de estas sillas se encuentran entre los 9 y los 12 kg. Es el más recomendable.

  1. El ancho de la silla de ruedas

La altura, anchura y profundidad del asiento de una silla de ruedas son aspectos fundamentales que se tiene que tener en cuenta antes de comprar una silla de ruedas para que el usuario se encuentre cómodo en todo momento, no es lo mismo hombre que mujer, una persona que pesa 35 kg. que si pesa 90 kg. estos aspectos hay que valorarlos y validarlos.

El ancho, para personas delgadas (hasta los 55-60 kg de peso) la medida es de 40 cm, si el peso ronda los 60-75 kg son 42 cm y si los superamos es de 45 cm en adelante.

  1. Capacidad de plegado de la silla de ruedas

Las sillas de ruedas plegables son las más demandadas del mercado y no nos extraña. No solo son las más prácticas, sino que además también se pueden almacenar mucho más fácilmente.

  1. Aros para las manos de la silla de ruedas

Las sillas de ruedas plegables están montadas con unos aros de metal cromados, para las manos en ambas ruedas motrices.

Para personas que sólo pueden propulsar la silla con un brazo, existe un doble aro de propulsión.

  1. Frenos

Todas las sillas de ruedas plegables están equipadas de serie con un freno de presión de seguridad. Si lo desea, existe la opción de frenos de tambor (freno de zapata interior).

  1. Lugar habitual de uso de la silla de ruedas

Si la silla de ruedas va a ser usada fundamentalmente en el hogar zonas interiores se recomienda siempre utilizar sillas de rueda con rueda trasera pequeña por la razón de que son más estrechas al no incorporar el aro exterior y permitir radios de giro menores por tener la rueda pequeña. Si la silla se va a utilizar en el exterior, incluso cuando la persona no se pueda auto propulsar, será recomendable la opción de la rueda trasera grande, ya que siempre superará con mayor facilidad las irregularidades del terreno.

  1. Comodidad de la silla de ruedas

Siempre es más conveniente elegir sillas para ruedas que incorporen reposabrazos y reposapiés, a poder ser regulables para que ajusten a las medidas del usuario. Todas las sillas de ruedas son configurables en cuanto a tamaño y posición de asiento y respaldo, y tienen reposabrazos y reposapiés regulables y extraíbles Si el usuario de la silla de ruedas va a pasar bastantes horas sentado en ella, es totalmente recomendable que se adquiera junto con la silla de ruedas un cojín anti escaras.

  1. Procedencia y calidad de la silla de ruedas

Las sillas de ruedas más económicas suelen tener un nivel de calidad inferior. Su procedencia suele ser China y a pesar de ser productos totalmente garantizados, tienen una vida útil menor. En el mundo sanitario, existe una corriente cada vez mayor de utilizar productos contrastados con controles de fabricación.

  1. Seguridad

Es de mayor importancia comprobar que la silla para ruedas en la que vayamos a adquirir  haya sido sometida a todos los controles de calidad que establecen las instituciones europeas para garantizar la seguridad del usuario.