cama_antares_ad908m

Tipos de camas articuladas

Camas articuladas con patas (sin carro elevador)

Este tipo de camas articuladas son para los pacientes que conservan algo de movilidad o que pueden colaborar en las labores diarias sin ningún problema. Incorporan patas fijas o regulables en altura por lo que están siempre a una altura fija. Ofrecen un buen confort al usuario ya que el somier y los colchones son iguales que las camas con carro elevador, pero resultan mucho más incomodas para los cuidadores ya que les obligan a tener que adoptar posturas perjudiciales a la hora de incorporar o trabajar con el paciente.

Camas articuladas con carro elevador

Permiten regular de forma eléctrica la altura de la cama. Con esto conseguimos dos grandes ventajas:

Para el paciente: permite bajar la cama para ayudar a la incorporación o para realizar una transferencia

Para el cuidador: permite elevar la cama para realizar las tareas diarias de una forma cómoda y segura. Indicada en personas con dependencia moderada y severa.

Son camas articuladas en cuatro planos de gran confort con un gran número de opciones y accesorios. Desde el mando de control tanto el usuario como el cuidador puede regular todas las opciones eléctricas.

Accesorios para las camas articuladas

Por último, hay una amplia variedad de accesorios que nos ayudaran a mejorar la estética y/o funcionalidad de las camas articuladas.cama_antares_ad908m

  • Barandillas para cama: evitan caídas y lesiones
  • Triángulo incorporador: permite al usuario incorporarse o girarse de manera autónoma.
  • Cabeceros y pieceros: además de mejorar la estética ayudan a que personas con demencias no puedan levantarse por la noche
  • Mesitas para cama: facilitan la comida, lectura o trabajo
  • Sistemas de sujeción para cama: ayudan a evitar caídas y autolesiones.